«La mujer es fundamental para el medio rural»

Raquel Ortega muestra algunos de los botes con la miel que extrae de sus colmenas. :: m. herreros/
Raquel Ortega muestra algunos de los botes con la miel que extrae de sus colmenas. :: m. herreros

apicultora en El Rasillo

P. HIDALGO EL RASILLO.

«Mi padre era un sabio. ¡Aprendías tanto de él yendo al monte!», confiesa Raquel Ortega. Así que esta vecina de El Rasillo se convirtió pronto en su «mano derecha» y lo mismo le ayudaba de niña a sacar las vacas que, una vez que su progenitor se jubiló, pasaba jornadas con él y un amigo boticario entre colmenas de abejas.

«Siempre me han gustado los animales», declara la rasillana; por lo que acabó estudiando Veterinaria. Su trabajo de fin de carrera lo basó en la apicultura y, tras formarse en este tipo de ganadería, adquirió varias decenas de colmenas junto a su hermana gemela. «Ella lo dejó sin que le picara una abeja», pero Raquel cimentó entre panales y celdillas un proyecto de vida junto a su compañero, ya fallecido.

Ambos, amantes del medio rural y de la apicultura, decidieron marcharse a vivir a El Rasillo (el pueblo de ella), rehabilitar una vivienda para el turismo rural y emprender la actividad apícola en ecológico. Dispone de registro sanitario desde el 2001.

Él murió y su iniciativa en común no alcanzó las cotas que bosquejaron, pero Raquel desarrolla un trabajo apícola «como un complemento de renta» a otras actividades, como su trabajo como veterinaria o consultora. Desde su punto de vista «el hecho de ser hombre o mujer en el sector agrario resulta indiferente». «Nunca me he sentido discriminada; pero también porque desde pequeña he recibido una educación en la que nunca me han dicho 'no', sino que 'todo lo que consigas es lo que vas a tener'».

Raquel defiende que la mujer constituye «un pilar fundamental» en el medio rural. «Sin nosotras carece de futuro, puesto que tampoco habría niños», justifica.

La rasillana considera que, al margen de toda perspectiva de género, la clave para ejercer una actividad agraria con éxito reside en «contar con muchos conocimientos y estar bien documentado y asesorado». «Hay que conocer muy bien dónde se mete uno y formarse en ello», aconseja.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos