Setenta licencias de alquiler con conductor amenazan la supervivencia del taxi riojano

Javier Vallilengua,  presidente de Atrio, con otros compañeros. :: /
Javier Vallilengua, presidente de Atrio, con otros compañeros. ::

Las solicitudes, pendientes en los tribunales, romperían un sector ya sobredimensionado con 175 licencias en la región

ALBERTO GIL

No sólo en las grandes ciudades la situación está que arde. Los taxistas riojanos comienzan hoy una serie de movilizaciones contra lo que consideran una situación de «grave intrusismo» por la convalidación de algunos tribunales de licencias VTC (alquiler de vehículos con conductor), pese a que la la ley limita este tipo de concesiones a un máximo de una por cada treinta licencias de taxis regionales.

LAS CLAVES

1El 'detonante': la denominada Ley Omnibús, que en diciembre del 2009 liberalizó el sector. Hasta el 2009, solo los chóferes con limusina y de lujo utilizaban las autorizaciones VTC, ya que otra ley muy anterior de 1987 establecía esa relación 1:30 entre licencias máximas y taxis. Con la ley Ómnibus todo cambió y se abrió el mercado.

2La irrupción de Uber y Cabify y la presión del sector del taxi provocaron que en julio del 2013 el Ejecutivo modificara la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres (LOTT) para volver a fijar esa limitación de una VTC por cada 30 taxis, una modificación que fue completada en noviembre del 2015 con el Reglamento de la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres, o ROTT.

3Vacío legal. El problema se origina entre las licencias que se solicitaron entre julio del 2013 (cuando se modificó la LOTT) y noviembre del 2015 (cuando se aprobó la ROTT). Son unas 15.000 en toda España (70 de ellas en La Rioja) y algunos tribunales, como los de Madrid, las están autorizando por ese vacío legal (en La Rioja de momento, no). El caso ha llegado hasta el Supremo, que creará jurisprudencia.

4La limitación. Está claro en que está fijada en 1 licencia VTC por cada 30 de taxi. En La Rioja ya estarían cubiertas (6 por 175 licencias), pero está por ver qué pasará con las 70 que se pidieron durante el vacío legal. Dependen de los tribunales.

En este sentido, Javier Vallilengua, presidente de la Asociación de Taxistas de La Rioja (Atrio), asegura que «existen 70 licencias VTC solicitadas por diferentes grupos en la Comunidad riojana que están pendientes de resolución en los tribunales». «Si se aprueban -continúa-, sencillamente se acabará con el sector del taxi, con el medio de vida de 175 familias por una razón: porque la tecnología ha sobrepasado al legislador y no es capaz de dar respuesta a una situación absolutamente injusta, de intrusismo y de competencia desleal».

El presidente del colectivo de taxistas recuerda que la ley establece que no puede haber más de una licencia VTC por cada 30 licencias de taxi, con lo que la situación en La Rioja es que el 'mercado' está ya saturado con 6 VTC autorizadas y 175 licencias de taxi: «Ocurre prácticamente en toda España, pero hay tribunales que, amparándose en un vacío legal producido entre 2013 y 2015 por un cambio legislativo [ver información adjunta], están concediendo las solicitadas en dicho periodo y, si es así, van a crear un auténtico problema de orden social», explica Vallilengua. «Los principales solicitantes de estas licencias -continúa- acaban vendiendo las mismas a Uber y Cavify en el 'mercado negro', multinacionales que no tributan en España, que no están reguladas ni legisladas, que contratan conductores por apenas 700 euros y que además hacen lo que quieren con los precios, en ocasiones muy baratos y en otras muy caros cuando tienen controlado el mercado».

Responsabilidad ministerial

El presidente de los taxistas quiere dejar claro que las movilizaciones que hoy comienzan tienen como principal destinatario el Ministerio de Fomento: «La Dirección General de Transportes del Gobierno de La Rioja está actuando conforme a la ley y deniega las licencias solicitadas al superarse ya el cupo máximo de 1/30 en la región, mientras que la mayoría de tribunales de las comunidades autónomas también está fallando en primera instancia con denegaciones, pero en algunas regiones se ha abierto la puerta al Supremo y es ahí donde nos tememos que pueda suceder lo peor».

Vallilengua asegura que «el sector del taxi en La Rioja, con 175 licencias, está ya sobredimensionado y la autorización de los nuevos permisos supondría un auténtico mazazo». Las 70 nuevas solicitudes las han pedido tres grandes operadores y, en algunos casos, el presidente de los taxistas tiene claro que se venderán en el 'mercado negro': «Por traspaso de la licencia municipal de taxi, nosotros pagamos en el entorno de 200.000 euros, mientras que las VTC se están vendiendo a 50.000 euros más IVA, aun sin estar concedidas». «Es necesario aclarar la legislación -continúa-, entre otras porque a las VTC se les permite operar fuera de la región correspondiente con un límite de que no suponga más del 20% de su facturación». Así, se pregunta «quién puede controlar eso; nosotros sólo podemos trabajar en el municipio que ampara nuestra licencia...».

Vallilengua está preocupado, en este sentido, no sólo por las 70 licencias pendientes en La Rioja: «Y las de Navarra, del País Vasco...; hay que coger el toro por los cuernos y para hacer esto transparente debe intervenir el Ministerio de Fomento», argumenta.

Transportes

El consejero de Fomento del Gobierno de La Rioja, Carlos Cuevas, apoya las demandas de los taxistas riojanos con la denegación de las licencias para conductores de alquiler solicitadas: «No son setenta, sino más, pero en cualquier caso entendemos que introducir toda esa cantidad de licencias sería una locura para una comunidad autónoma como La Riojana». Cuevas confirma que su departamento está denegando las solicitudes que se presentaron entre el 2013 y el 2015 y avanza también que «estamos justificando judicialmente aquellas que, tras el rechazo administrativo, han decidido acudir a los tribunales».

El Consejero de Fomento tiene claro que «puede haber temas que ajustar en determinados municipios sobre la oferta de taxis», y no cree que el ciudadano saldría beneficiado con la introducción de golpe de un número tan importantes de licencias: «Las competencias de concesión de taxis -explica- son municipales y el usuario tampoco ganaría con una 'hiperdesrregulación' como la que se está planteando». Cuevas insiste en que el problema se produce «por una legislación que acaba generando un vacío legal con la 'Ley Omnibus', pero los reglamentos, que limitan a una licencia por cada 30 taxis, siempre han estado en vigor y es el criterio jurídico que seguimos en la Consejería».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos