Un muerto y un herido grave en un accidente en la N-232 en Alfaro

Un muerto y un herido grave en  un accidente en la N-232 en Alfaro

El fallecido conducía un todoterreno denunciado como robado y con el que chocó contra un camión cuyo ocupante fue trasladado al San Pedro

ERNESTO PASCUAL

Un conductor marroquí de 20 años, y residente en Calahorra, falleció ayer al producirse una brutal colisión frontal entre el todoterreno que conducía y sobre el que pesaba una denuncia por robo y un camión en el kilómetro 340 de la carretera N-232, en el término municipal alfareño. El conductor de este último, un vecino de Logroño de 48 años, resultó herido grave y fue trasladado a Urgencias del Hospital San Pedro.

El accidente se produjo a las 10.47 de la mañana de ayer, cuando el todoterreno, que iba en dirección hacia Tudela, invadió el carril contrario en una zona donde ya finaliza la línea discontinua, a unos metros del carril de incorporación desde Alfaro en dirección hacia Rincón de Soto. La fuerte colisión, informó la Delegación del Gobierno en La Rioja, acabó con la vida del conductor, de mediana edad y que viajaba solo, dejó el vehículo en estado casi irreconocible y arrastró al camión, tras perder el control, al margen contrario de la carretera, tal y como mostraban las huellas del frenazo, cayendo cerca de una acequia de riego de frutales. Las tareas de identificación del fallecido se complicaron para la Guardia Civil pues viajaba sin documentación, como comprobaron los agentes. Los agentes comprobaron que el coche era un vehículo de empresa cuyo robo fue denunciado esa misma mañana.

En el lugar, que presentaba un enorme reguero de piezas por la carretera, aguardaba un tercer vehículo implicado, sin ningún daño. Según informó SOS Rioja, sus dos ocupantes fueron evaluadas por los medios sanitarios, sin que precisaran traslado a un centro sanitario.

Para atender el accidente, acudieron al lugar los recursos del SERIS, bomberos del CEIS, Guardia Civil y el servicio de Mantenimiento de Carreteras. Con retenciones de tráfico de más de cuatro kilómetros, la Guardia Civil ordenó el tráfico mientras se trabajaba en atender al herido. El tráfico se restableció a las 13.40.

A unos metros del accidente mortal de ayer, tres jóvenes vecinos de Orense, de 26, 27 y 36 años, fallecieron en la tardenoche del 24 de agosto del 2001 en otra colisión.