Los MIR exigen que se les abonen el total de horas que trabajan en el SERIS

Residentes concentrados a las puertas del San Pedro. :: juan marín/
Residentes concentrados a las puertas del San Pedro. :: juan marín

Denuncian que su jornada ordinaria se ha ampliado en la práctica y que pese a ello se les sigue detrayendo lo correspondiente a diez horas de guardias al mes

PILAR HIDALGO

Cerca de medio centenar de residentes en el Hospital San Pedro se concentraron ayer para exigir el abono «íntegro» de las horas trabajadas en el Servicio Riojano de Salud en concepto de guardias.

Este personal sanitario en formación (más conocido como MIR) exhibió pancartas como 'Basta ya de trabajar gratis' y 'Stop discriminación' a las puertas del centro hospitalario, en un acto que contó con el apoyo de los sindicatos CSIF y CEMS. Los residentes denunciaron que, pese a que la jornada laboral en la que están inmersos se ha ampliado, se les continúa detrayendo de su asignación económica mensual lo correspondiente a 10 horas de guardias.

El portavoz del colectivo, Jesús Aliende, explicó que desde el pasado febrero los trabajadores de los diferentes estamentos del hospital, a excepción de los residentes, pueden incrementar en media hora su jornada ordinaria para cumplir con la orden gubernamental del 2012 que extendía las jornadas de los empleados públicos de 35 a 37,5 horas semanales. «El Gobierno de La Rioja decidió de forma unilateral no incrementar la jornada ordinaria a los residentes y a cambio dejar de abonarles lo correspondiente a 10 horas de guardias», abundó Aliende, quien criticó que al final acaban «trabajando la totalidad de las horas de la jornada ordinaria» hasta que su tutor finaliza la consulta y «nos siguen sustrayendo las 10 horas de guardias». El valor económico de éstas resulta más elevado que el de las ordinarias.

Así, reclaman que se les compute el horario laboral completo que realizan y que se respeten los programas formativos que les incumben. El colectivo continuará movilizándose si no se abre una vía de negociación con el Ejecutivo regional. En el San Pedro hay unos 150 residentes.