«No soy de cifras ni de metas; lo mío es la mejora continua»

La nueva consejera Leonor González Menorca, en un momento de la entrevista./
La nueva consejera Leonor González Menorca, en un momento de la entrevista.

consejera de Desarrollo Económico e Innovación

ALBERTO GIL

Fue la gran sorpresa del gabinete de Ceniceros. Catedrática de Universidad, Leonor González Menorca (Ávila, 1959), aunque vinculada desde su infancia a la región y profesionalmente con la Universidad de La Rioja, acaba de aterrizar en un área, la política, desconocida para ella. Lo hace con prudencia y con el objetivo inmediato de reordenar el 'galimatías' de la nueva consejería, que sorprende por la incorporación de Cultura y Turismo, pero, también, por la pérdida de Empleo. Asume el reto y deja claro que, quizás al contrario que Pedro Sanz y su propio antecesor, Javier Erro, no confía demasiado en la estadística: «No soy de cifras ni de metas, lo mío es la mejora continúa».

¿Qué hace una catedrática de universidad en un gobierno como éste?

Cuando me llamó el presidente fue una sorpresa. No había estado nunca en temas políticos y me asusté un poco. Al final me decidí. Es un reto de superación, y con trabajo y respeto espero cumplir las expectativas.

¿Afinidad política, personal o simplemente reto?

Un poco de todo. Había participado en proyectos concretos pero nunca en primera fila. Sobre todo es un tema personal. Siempre he trabajado en temas económicos y creo que puedo aportar mi granito de arena.

La primera sorpresa, además de su nombramiento, es su Consejería, con Cultura y Turismo. ¿Es una forma de 'innovar'?

La innovación es trasversal. El hecho de que sea una consejería tan extensa, con Industria, Comercio, Cultura, Turismo, Relaciones Laborales... precisa que seamos trasversales. La innovación y el desarrollo económico abarcan todas estas materias.

Y también Empleo, que, sin embargo, pierde su departamento...

Como en todo hay opiniones. Mi labor estas semanas ha sido reunirme con los agentes implicados en la Consejería para explicar nuestros planes. El hecho de que salga Empleo es porque queremos enfocarlo hacia su relación con la formación. Ello no quiere decir que no haya coordinación entre Educación y Empleo y Desarrollo Económico e Innovación.

¿Cómo lleva la reorganización material y de funcionarios?

(Risas). De momento, bastante dispersa. Tenemos gente en la 'Bene'; enfrente está el IER, con la Fundación San Millán y la Fundación Sagasta; La Fombera; Industria, que está en Marqués de la Ensenada; Trabajo, en Hermanos Hircio; el museo, el archivo, la biblioteca...

¿Y aspira a resolver el puzzle?

Es difícil. Me gustaría que todo estuviese junto, pero lo prioritario es poner en marcha proyectos y planes.

Crecemos en empleo y en indicadores económicos. ¿Con base suficiente o simple 'rebote' como dicen en los mercados financieros?

Los indicadores macro económicos demuestran que la recuperación económica es clara, tanto desde la oferta como de la demanda. También los indicadores de innovación son buenos, con La Rioja a la cabeza, y ésa seguirá siendo nuestra apuesta.

Concréteme planes...

En industria, debemos fortalecer nuestro sistema productivo y, desde el punto de vista empresarial, debemos mejorar en dimensión. También hay que hacer una labor importante de reconocimiento y trabajo con los autónomos y emprendedores. En cuanto al comercio, necesitamos reactivarlo. Haremos diagnósticos de situación para ver cómo estamos y un observatorio con la idea de trabajar también desde el lado del consumidor. Las grandes superficies están ahí, pero para dar vida a las ciudades es necesario el comercio.

¿Y en Cultura y Turismo?

Por un lado tenemos las artes plásticas y también hacen falta planes sobre patrimonio cultural, folclore y gastronomía. Todo ello tiene una íntima vinculación al turismo y, como decía, en todas estas áreas tiene mucha importancia la innovación.

Desde la UR, trabajó en la excelencia empresarial. ¿En qué es excelente La Rioja?

En muchas cosas. Tenemos capacidad, talento y conocimiento que debemos canalizar. Por otra parte, también tenemos muchísimos recursos materiales e inmateriales. Queremos un modelo que genere más valor.

¿Es La Rioja competitiva para captar inversiones o estas aspiraciones son de otras épocas?

Sí, tenemos que conseguir un punto diferenciador en la gestión, en la presentación de proyectos, pero ya hay varias empresas que se han acercado a pedir información para invertir. Trabajaremos con ellas y nos esforzaremos en mostrar los recursos que tenemos en la Comunidad.

Le defino emprendedor: a) persona despedida que invierte como último recurso para darse trabajo a sí mismo o b) persona talentosa con una idea innovadora.

Para mí es muy sencillo. Emprendedor es aquel que, con talento y creatividad, es capaz de crear algo nuevo. Hay que fomentar esa cultura y apoyar las buenas ideas.

Estadísticamente, también la definición 'a' ha sido, o es, válida.

Yo creo más en el análisis de los datos que en la estadística. Si algo va bien hay que saber por qué y si va mal, también. En La Rioja tenemos un vivero de empresas con empresas innovadoras y con gran futuro. Emprender no es abrir un comercio o una pequeña empresa para hacer lo que ya existe. Si no hay valor añadido no hay proyecto y la política de ayudas debe ir por ahí.

Empleo no es su competencia, pero su gestión afecta directamente. ¿Tiene alguna meta sobre reducción del paro, como el expresidente y su 9% o incluso su antecesor?

Mi meta es la mejora continúa, no pongo cifras. He trabajado siempre en modelos de excelencia y de calidad y avanzamos siempre que estemos mejorando. No soy de cifras ni de metas, lo mío es la mejora continua.

¿Está la empresa riojana para esa fase de excelencia o aún en la de 'sálvese quien pueda'?

Hay que entender que la palabra 'calidad' no es burocracia. Hay empresas que ya han hecho una apuesta por la mejora continua con reconocimiento internacional. La propia Ader está trabajando en modelos de excelencia como organización, lo que para mí ha sido una alegría.