Sanz interpreta que el PP riojano queda «al margen» del caso Bárcenas

Sanz, esta mañana, respaldado por la dirección de su partido/
Sanz, esta mañana, respaldado por la dirección de su partido

El presidente ve "un carpetazo" en lo referente a La Rioja, pese a que el auto da por probado que la sede de Duquesa de la Victoria se pagó con fondos 'B'

EFE | LARIOJA.COMlogroño

El presidente del PP de La Rioja, Pedro Sanz, ha asegurado hoy que "ha terminado la cacería del PSOE" hacia su partido, que comenzó cuando se conocieron los "papeles de Bárcenas", ya que el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz en este asunto le "exonera" de cualquier responsabilidad.

Sanz ha pronunciado estas palabras en una rueda informativa junto a la dirección de su partido en La Rioja, en la que se ha referido a al auto del juez de Pablo Ruz, con el que ha cerrado la instrucción de los papeles del "caso Bárcenas".

Ruz, en el auto dictado ayer, día 23, con el que ha cerrado la instrucción de los "papeles de Bárcenas", alude a presuntas aportaciones de terceros ante el PP de La Rioja en fondos "B" y ajenas a su contabilización oficial, para la adquisición de su sede en Logroño.

leer más

El presidente del PP y Gobierno riojanos ha recalcado que "lo único acreditado" en este asunto es que "el que el PP de La Rioja recibió 200.000 euros de las cuentas oficiales del PP nacional" para la compra de su sede en Logroño.

"Lo siento mucho por quienes pensaban que esto iba a ser otra cosa porque se han equivocado", ha enfatizado Sanz, ya que "el auto rechaza todos los intentos del PSOE de involucrar al PP en cualquier tipo de financiación ilegal y exime de cualquier responsabilidad a los cargos del PP riojano".

Tras este auto, "el PP de La Rioja queda al margen de la instrucción del procedimiento de los llamados 'papeles de Bárcenas'", ha recalcado Sanz, para quien el auto supone "un carpetazo al asunto en lo relativo a La Rioja".

"Persecución del PSOE"

Sanz también ha destacado la "baja catadura moral de algunos" en referencia al PSOE, que, ayer, "tuvo un nuevo varapalo" porque ha incidido en que su partido en La Rioja "ha quedado al margen del procedimiento y esa persecución del PSOE es indecente".

"Son indecentes todos los que han manchado o han querido manchar, que no lo han conseguido, el buen nombre del PP de La Rioja, de sus dirigentes y sus profesionales", ya que "el PSOE solo busca el titular, el deterioro de las personas o de un partido concreto", ha dicho el presidente de los populares riojanos.

También ha indicado que este asunto, en el que el PSOE se presentó como acusación particular, se suma a los 72 casos que los socialistas han perdido en los tribunales contra el PP o sus miembros en La Rioja. Sanz ha enfatizado en que "lo que no ha existido es imposible demostrar que se haya producido y, donde no hay, nada se puede sacar".

Por ello, ha expresado la "satisfacción, alegría y tranquilidad" de su partido y ha reiterado su apoyo a "todos los que han tenido que pasar por esta travesía compleja y difícil, pero que siempre han contado con el apoyo de los compañeros del partido y del presidente".

Ha recalcado que el juez Ruz, con su auto, ha hecho un relato de una serie de hechos y diligencias que ha practicado, pero "no ha acreditado absolutamente nada".

"Ha hablado de una 'caja B', no del PP, sino de quien la controlaba y ha hecho un relato de lo que ha hablado quien la controlaba -en referencia al extesorero del PP Luis Bárcenas- que ha sido imputado y no ha acredita nada", ha precisado.

"Uno puede pensar y construir la historia que quiera, pero hay que acreditar y demostrar los hechos y no hay nada demostrado", ha apostillado Sanz.

Ha concluido que, "en un momento determinado", el juez Ruz preguntó a Bárcenas si "tenía prueba de algo", en referencia a La Rioja, y Bárcenas le dijo que "no", por lo que "el que tendrá que responder de los apuntes contables que haya hecho será él, que lo habrá puesto por el interés que haya tenido".

El auto de Ruz

La interpretación de Sanz y el PP riojano choca en algunos puntos con el literal del auto de Ruz. Así, si bien no ha habido nunca ningún imputado de la estructura del PP riojano, el auto considera indiciariamente acreditado (página 45) que el dinero había sido entregado antes desde el PP riojano a Bárcenas, y que ese dinero procedía de entregas en 'B',; y no sólo, como decía hoy Sanz, que exisitó una entrega del PP nacional al riojano.

En el ordenamiento español no existe el delito de financiación ilegal de partidos políticos, como explica el auto, así que Ruz imputa a los tesoreros 'populares' (entre ellos el riojano Álvaro Lapuerta) los de falsedad documenal y contra la hacienda pública, delitos de los que señala como responsable civil al propio PP en su conjunto.

En el auto de Ruz se dice textualmente (página 13) que está "indiciariamente acreditada la existencia de una caja B en el Partido Popular que funcionó al menos desde el año 1990 y hasta el año 2008".