La Policía Nacional evita el suicidio de una menor desde un piso en Logroño

La joven pretendía arrojarse al vacío desde una segunda planta y los agentes lograron «agarrarla por los brazos y las piernas»

DIEGO MARÍN A.

La Jefatura Superior de Policía de La Rioja informó ayer de que ha evitado el suicidio de una joven que en la noche del pasado domingo pretendía arrojarse por una de las ventanas de su domicilio, situado en la avenida de Pío XII de Logroño. Los hechos ocurrieron en torno a las 0.30 horas, cuando una joven, menor de edad, sentada en el quicio de la ventana de su casa, situada en un segundo piso, manifestó su intención de arrojarse al vacío.

EL TELÉFONO DE LA ESPERANZA EN LA RIOJA

Atención a personas en situación de crisis individual, familiar o psico-social para promocionar la salud emocional.

Problema

el Teléfono de la Esperanza de La Rioja recibe una media de 2.000 llamadas al año, de ellas, un número importante son de personas en situaciones de crisis vitales y depresiones graves, y otro pequeño número con ideas suicidas.

Solución

el Teléfono de la Esperanza ofrece, sobre todo, a una persona que escucha y, dependiendo del problema planteado y de su gravedad, reconduce la situación hacia especialistas (abogados, psicólogos...) con atención en su propia sede.

Los agentes de la Policía Nacional adscritos a la Brigada Provincial de Seguridad, coordinados por la Sala del 091 y el SOS Rioja, auxiliaron a la joven y evitaron el intento de suicidio. Tal y como informó ayer la Jefatura Superior de Policía de La Rioja mediante una nota de prensa, «los indicativos actuantes, rápidamente, hacen acto de presencia en el lugar de los hechos entrevistándose con la madre de la menor, la cual presentaba un gran estado de nerviosismo, gritando y pidiendo socorro». La madre de la joven, que se encontraba en la casa durante lo sucedido, informó a los agentes dónde se encontraba la habitación en la que permanecía su hija.

«Los policías, al observar cómo la joven, sentada de espaldas en el quicio de la ventana, se dejaba caer al vacío, se precipitaron inmediatamente sobre ella, pudiendo agarrarla por los brazos y las piernas, logrando reintroducirla en la vivienda», detalla el comunicado servido por Jefatura a los medios de comunicación. Acto seguido, los agentes «procedieron a tranquilizar a la menor y a la propia madre, solicitando apoyo». Después, y una vez personado en la vivienda el Servicio Médico de Urgencias, se aconsejó el traslado de la joven al Hospital San Pedro de Logroño, y la ambulancia que la condujo hasta allí fue escoltada por los propios agentes, quedando ingresada para su valoración».

Se desconocen las causas que condujeron a la menor de edad a la tentativa de suicidio que protagonizó y no se ha aportado más información de lo ocurrido. Diario LA RIOJA se puso ayer en contacto con la Jefatura Superior de Policía de La Rioja para intentar recabar más información sobre lo ocurrido pero no fue posible. Lo que parece claro es que la buena actuación de los agentes de la Policía Nacional fue lo que salvó la vida de la joven que pretendió arrojarse por la ventaja. La situación consiguió controlarse y se pudo evitar un desenlace fatal gracias a la rapidez de los agentes.

Otras actuaciones

No es la primera vez que las fuerzas del orden evitan un suicidio. El pasado mes de septiembre dos agentes de la Guardia Civil impidieron que una mujer se precipitara por uno de los pasos elevados de la calle Clavijo. El año pasado la Policía Nacional evitó otro suicidio, el de otra mujer que, en torno a las 15.50 horas del 12 de marzo del 2013, amenazaba con cortarse las venas y arrojarse a las vías del tren en la calle Paula Montal. El tráfico ferroviario fue interrumpido entonces y los agentes consiguieron disuadir a la mujer de sus intenciones.

Llamada:

Escuchar: