Localizan en el Alto Najerilla el primer nido de avispa asiática de La Rioja

Primer nido de avispa asiática encontrado en La Rioja./
Primer nido de avispa asiática encontrado en La Rioja.

Se trata de una especie invasora muy dañina que se alimenta de abejas y puede llegar a diezmar las colmenas

EUROPA PRESSLOGROÑO

El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de La Rioja, Iñigo Nagore, ha informado este jueves sobre la localización del primer un nido de avispa asiática en La Rioja, en concreto, en el Alto Najerilla.

Así ha sido después de que los Servicios de Ganadería y de Conservación de la Naturaleza y Planificación confirmaran que el nido, que fue detectado por un agente forestal, pertenecía a Vespa velutina, una especie invasora muy dañina que se alimenta de abejas y puede llegar a diezmar las colmenas.

"La avispa asiática ha entrado en La Rioja", ha señalado el consejero, quien ha valorado el buen funcionamiento del protocolo para la detección y control de la avispa asiática que activó el Gobierno de La Rioja en marzo de 2013 ante el avance de la especie en regiones limítrofes.

"Es el primer nido que se encuentra y en un momento en que las temperaturas son propicias con la llegada del invierno. No obstante, debemos permanecer alerta y es importante avisar ante cualquier sospecha de su presencia", ha afirmado.

De forma paralela al protocolo, que puede consultarse en la web institucional, la Consejería informó a los miembros de la Mesa Ganadera sobre la puesta en marcha de un plan coordinado entre el Servicio de Ganadería y otras unidades como el área de Conservación de la Biodiversidad y la guardería forestal para facilitar toda la información al sector apícola y minimizar los daños.

ste plan contemplaba la colocación de 30 trampas en distintos puntos de la comunidad autónoma para detectar la presencia del avispón. Iñigo Nagore ha recordado que la avispa asiática tiene una incidencia ganadera y medioambiental, "pero no es más agresiva para el hombre que otras avispas autóctonas, y la peligrosidad de su picadura es similar".

Esta especia invasora, que se caracteriza por su gran tamaño, se introdujo en Europa en el año 2004 a través de Francia, y llegó a España en 2010. En la actualidad, ya se ha detectado su presencia en Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco, Navarra y Cataluña, y por este motivo, es importante prevenir los ataques de una especie que además de atacar las colmenas, tiene efectos sobre los insectos locales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos