Detenidos siete jóvenes en Logroño por distribuir por Whatsapp un video sexual de una menor

Detenidos siete jóvenes en Logroño por distribuir por Whatsapp un video sexual de una menor

La madre de una chica dio la alerta al ver el video en el móvil de su hija

LARIOJA.COMlogroño

Siete jóvenes de Logroño, todos ellos menores de edad, han sido detenidos por la Policía Nacional por distribuir a través de Whatsapp un video de contenido sexual en el que aparecía una chica también menor de edad.

La alerta surgió el pasado mes de octubre, cuando la madre de una chica de Logroño vio, al revisar el móvil de su hija, que en el grupo de Whatsapp de su clase se había colgado un video sexual de una joven no identificada, pero sin duda menor de edad.

Tras la denuncia, la Policía Nacional empezó a seguir el rastro del archivo, llegando así hasta 7 jóvenes menores de edad, que habían distribuido el video en varios grupos de Whatsapp de distintos colegios de Logroño. Los siete menores fueron detenidos pero, una vez que se les tomó declaración, quedaron bajo la custodia de sus padres. La Fiscalía de Menores instruye ahora las diligencias.

EUROPA

Los esfuerzos de la Policía se centran ahora en tratar de localizar a la joven que aparece en el video, y en averiguar si realizó el video voluntariamente o de manera forzada. El Grupo de Menores intenta además borrar todas las copias del vídeo de la red.

'Sexting'

Este tipo de hechos constituye lo que en el argot policial se denomina como sexting, y que consiste en la creación o difusión de fotos y videos de contenido sexual, producidos generalmente por el mismo remitente, la mayor parte ellos realizados con el teléfono móvil y que obedecen a razones muy variadas: noviazgo, coqueteo, venganza, chantajes.

Son delitos contra la intimidad, el honor y la propia imagen, que causan gran indefensión y miedo, por la facilidad con la que pueden ser distribuidas las fotos y la dificultad que entraña su borrado o retirada. La falta de control sobre estos archivos, una vez que se realiza la primera distribución, puede generar una estigmatización en los menores, cuyas fotos o videos circulan por las redes sociales, pudiendo caer incluso en manos de redes o foros de pornografía infantil.

El Código Penal castiga la creación, tenencia, distribución o difusión por cualquier medio, de material de carácter sexual en el que hayan sido utilizados menores o incapaces. Se viene detectando por parte de los investigadores, la existencia de una perceptible sensación de impunidad, entre los distintos usuarios de las diferentes redes sociales o de la telefonía móvil, a la hora de reenviar archivos de contenido no recomendable o sexual, demostrando el desconocimiento que tienen de sus responsabilidades penales, a la hora de realizar estas conductas.