El veto ruso afectará sobre todo al champiñón y la pera

Un momento de la reunión mantenida esta mañana/
Un momento de la reunión mantenida esta mañana

El consejero de Agricultura, Iñigo Nagore, ha alertado hoy de un posible descenso de los precios de estos productos debido a que el mercado se inundará con otros de países europeos

EFElogroño

El consejero de Agricultura de La Rioja, Íñigo Nagore, ha alertado hoy de un posible descenso de los precios del champiñón y la pera debido a que el mercado se inundará con productos de otros países europeos tras el veto de Rusia a las importaciones hortofrutícolas.

En declaraciones a los periodistas, Nagore ha informado de la situación del sector antes de reunirse con representantes de las Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas, Organizaciones Profesionales Agrarias y la Federación de Cooperativas para analizar las medidas de emergencia de la Comisión Europea en repuesta a las restricciones rusas a las importaciones agrícolas.

Un fondo insuficiente

El consejero ha estimado que el fondo de 125 millones de euros propuesto por la UE será "insuficiente" para cubrir la situación del sector.

Según Nagore, la nectarina y el melocotón ya sufrían una situación "preocupante" con un "desplome de precios", motivado por la superproducción que había habido en España y Europa, que además, se ha empeorado con un descenso del consumo, debido a un verano atípico con temperaturas bajas que no invitan a tomar estas frutas.

Por ello, antes del veto ruso, ya se habían articulado algunas medidas, como la retirada de producto a través de los productores de frutas y hortalizas, que es un mecanismo que prevé la normativa comunitaria "para intentar sostener los precios", ha explicado.

Como consecuencia de la situación actual con Rusia, se trabaja además en un borrador de un reglamento que permita ampliar los kilos que se pueden retirar según la Organización Común de Mercado (OCM) de frutas y hortalizas y que se prevé esté aprobado el 5 de septiembre.

De este modo, como medida excepcional, los productores podrán retirar hasta un 10 por ciento de su producción comercializada y, además, agricultores individuales podrán quitar del mercado parte de sus productos, pero si lo hacen a través de estas organizaciones.

Retirada de melocotón y mandarina

Una cooperativa riojana ha solicitado la retirada de 150.000 kilos de melocotón y nectarina, que desviarán 22.000 al Banco de Alimentos de La Coruña, otros 22.000 al de Córdoba, otras 80.000 se dedicarán a transformación para zumo -gracias a un acuerdo entre Cruz Roja y una industria transformadora- y otros 40.000 kilos se dedicarán a biodegradación.

Solo queda por recolectar las variedades de melocotón y nectarina más tardías, por lo que con esta retirada ya "se acaba el problema" con esta fruta, ha estimado Nagore.

Y ADEMÁS

Aunque el veto ruso ya ha provocado una caída en los precios, aún queda por saber las consecuencias directas que tendrá en La Rioja, por lo que la Consejería de Agricultura ha puesto en marcha un mecanismo para informar sobre las ayudas de la UE.

Estas subvenciones tendrán carácter retroactivo desde el 11 de agosto para melocotón y nectarina y desde el día 18 para el resto de frutas y hortalizas.

En el caso del champiñón, Nagore ha dicho que La Rioja produce 75.000 toneladas de este producto, que se dedica principalmente a transformación.

Sin embargo, con el veto ruso, la producción de otros países también se va a dedicar a transformación, por lo que se "inundará el mercado" y perjudicará al champiñón riojano.

Por ello, Nagore ha pedido que se articulen medidas para apoyar al champiñón transformado. Aunque la pera se pueda almacenar en cámara, buena parte de la producción de esta fruta en Holanda y Bélgica se vendía en Rusia, y al cerrarse este mercado, por lo que esta situación puede tener efectos en España con una tendencia de precios a la baja.

La Consejería de Agricultura se ha reunido ya dos veces con el sector, con el que mantiene un contacto permanente para informarles y facilitar que se acojan a las ayudas europeas para la retirada.

Mejorar la salida de las producciones

Nagore ha incidido que se va a intentar dar la "mejor salida" a estas producciones, mediante la distribución gratuita a través de entidades benéficas, ya que es "la mejor manera de garantizar que los productores cobren estas subvenciones europeas".

El instrumento para realizar la retirada son las Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas, que comercializan solo entre el 15 y el 20 por ciento de la producción agrícola de La Rioja (excepto en el champiñón que el 75 % la producción está englobada en Eurochamp).

Por ello, Nagore cree que "poca producción" se podrá beneficiar de estas ayudas europeas, por lo que se debería trabajar en un futuro para englobar la mayor parte posible de la producción en estas organizaciones, a través de contratos con los agricultores individuales.

También ha pedido que se habiliten otros destinos para subvencionar la retirada, como alimentación animal o biodegradación, y también que se incrementen las ayudas para los agricultores individuales.