Kutxabank se adhiere al convenio ADER-BEI

Kutxabank se adhiere al convenio ADER-BEI

El objetivo es facilitar financiación a las empresas riojanas

EFElogroño

KutxabanK se ha adherido hoy al convenio de financiación de la Agencia de Desarrollo Económico de La Rioja (ADER) y del Banco Europeo de Inversiones (BEI) para dar apoyo financiero a empresas de la comunidad riojana.

El consejero de Industria, Javier Erro, y el director territorial de empresas de Álava y La Rioja de Kutxabank, Igor Pérez, han suscrito hoy este convenio, cuyo fin es dar apoyo financiero a las empresas riojanas.

El objetivo del convenio de financiación ADER-BEI con Kutxabank es facilitar a las empresas riojanas el acceso a préstamos para financiar inversiones y aportar liquidez, con condiciones ventajosas, por debajo de los tipos medios de mercado, ha detallado el Gobierno regional en una nota.

Erro ha resaltado que este acuerdo forma parte de la colaboración del Gobierno de La Rioja con el BEI, por el que el Ejecutivo regional destinará 50 millones de euros a préstamos para mejorar la financiación de las empresas de esta comunidad.

Esta línea de crédito obtenida del BEI se podrá duplicar hasta alcanzar la cifra de 100 millones de euros con la participación de las entidades financieras en estas operaciones, ha explicado.

El representante de Kutxabank ha destacado que, dentro de su compromiso con el tejido productivo de La Rioja, esta entidad apuesta por la internacionalización y la innovación como claves para mejorar la capacidad competitiva y asegurar la supervivencia de las empresas y de los puestos de trabajo.

Para ello, el Grupo pone a disposición de las empresas riojanas un equipo de gestión especializada y servicios financieros específicos, orientados a optimizar el valor añadido, continuar mejorando en la escala tecnológica y promocionar el emprendimiento, ha señalado.

Este convenio servirá para financiar, con condiciones ventajosas, dos líneas de préstamos distintas, como proyectos de inversiones empresariales, a los que tiene previsto destinar un 70 % del presupuesto; y operaciones para circulante y liquidez empresarial, para las que se prevé el 30 % restante.

También se tendrán especialmente en cuenta los proyectos para nuevas actividades empresariales.