Venezuela denunciará al secretario general de la OEA por promover la intervención militar

M. L. DE GUEREÑO LA HABANA.

Venezuela va a denunciar ante Naciones Unidas (ONU) y otros organismos internacionales al secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, por «promover la intervención militar» tras declarar que «no debemos descartar ninguna opción» para poner fin a la crisis social y económica que sufre el país y que ha provocado el éxodo de miles de ciudadanos.

La medida fue anunciada por la vicepresidenta Delcy Rodríguez. El excanciller uruguayo, que fue declarado persona 'non grata' en Venezuela, «pretende revivir los peores expedientes de intervención militar imperialistas en nuestra región, cuya estabilidad está amenazada por la demencial actuación de quien usurpa de forma desviada y abusiva la Secretaría General de la OEA», indicó Rodríguez.

La 'número dos' de Nicolás Maduro escribió en un tuit que Almagro, «de forma vulgar y grotesca» ostenta el poder de la OEA y al promover la intervención militar, también busca «atentar contra La Paz de América Latina y el Caribe».

Almagro se despachó a gusto durante su visita oficial al lado colombiano del puente internacional Simón Bolívar. Allí a pocos metros de la frontera con Venezuela ofreció una rueda de prensa en la que lo acompañaron el canciller colombiano, Carlos Holmes Trujillo García, y el director para las Américas de Human Rights Watch, José Miguel Vivanco, quien tampoco es bien recibido por el chavismo.

Para el político uruguayo «las acciones diplomáticas están en primer lugar» pero no se pueden descartar otras ante «el dolor» y «el sufrimiento del pueblo venezolano», que «es víctima de una represión distinta, que es la miseria, el hambre y la falta de medicamentos como instrumentos para imponer su voluntad política». Dijo que Maduro y su régimen están «perpetrando crímenes de lesa humanidad, en violaciones de derechos humanos, en el éxodo inducido que está impulsando», y por ello no se puede descartar la vía militar. Agregó que nunca se ha visto en el mundo «un Gobierno tan inmoral» que «se niega a aceptar la ayuda humanitaria».

El nuevo choque verbal ocurrió mientras Maduro estaba de visita en China, donde logró una línea de crédito de 5000 millones de dólares (4.300 millones de euros) que darán un alivio a la maltrecha economía. Por otra parte, José Luis Rodríguez Zapatero atribuyó el éxodo de venezolanos a las sanciones impuestas por EE UU y pidió al grupo de Lima que sume a Caracas al diálogo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos