El Vaticano sabía desde el 2000 de los abusos de McCarrick

D. MENOR ROMA.

El Vaticano sabía al menos desde el año 2000 de los abusos sexuales cometidos con seminaristas por parte del arzobispo estadounidense Theodore McCarrick, al que Francisco expulsó del Colegio Cardenalicio el pasado mes de julio. Hace dos semanas el exnuncio en Estados Unidos, Carlo Maria Viganò, pidió la renuncia al pontificado del Papa argentino al acusarle de haber supuestamente protegido a McCarrick. En la noche del pasado viernes se supo que el caso salpica también a los pontificados de San Juan Pablo II y de Benedicto XVI, pues la agencia Catholic News Service (CNS, propiedad de la Conferencia Episcopal Estadounidense), publicó una carta de 2006 en la que un alto cargo de la Curia romana hacía referencia a una anterior denuncia llegada a Roma sobre McCarrick. El polémico arzobispo se acostó durante décadas con seminaristas y jóvenes sacerdotes, pero sólo fue apartado cuando la Justicia estadounidense descubrió que, además, había abusado de un adolescente.

En octubre de 2006, el arzobispo argentino Leonardo Sandri (luego sería creado cardenal), que entonces trabajaba como sustituto para los Asuntos Generales de la Secretaría de Estado, envió una carta al sacerdote estadounidense Boniface Ramsey en la que hacía referencia a una denuncia de éste en 2000 sobre el comportamiento de McCarrick. El CNS publicó la misiva de Sandri, en la que pide información sobre los «serios asuntos» de los que Ramsey había informado y en los que se vieron involucrados «algunos de los estudiantes del seminario de la Inmaculada Concepción». La carta confirma parte del contenido del explosivo 'J'Accuse' de Viganò. El exnuncio en Estados Unidos aseguraba que el Vaticano sabía al menos desde 2000 que McCarrick se acostaba con seminaristas, pero nadie hizo nada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos