Rory Stewart, candidato excéntrico, cautiva en el debate sin Johnson

Rory Stewart (d) responde en una entrevista televisada. /Reuters
Rory Stewart (d) responde en una entrevista televisada. / Reuters

La ausencia del favorito para ser primer ministro desemboca en un asedio al 'dictador' Raab

IÑIGO GURRUCHAGACorresponsal en Londres (Reino Unido)

«¿Cómo va a negociar con los otros 27 miembros de la Unión Europea alguien que no viene a debatir con cinco colegas bastante amistosos?», dijo Jeremy Hunt señalando el atril vacío que la televisión Channel 4 había destinado al candidato favorito para ser el próximo primer ministro británico. Boris Johnson participará el martes, tras la segunda votación por los miembros del grupo parlamentario conservador, en un debate con quienes hayan superado el umbral de 33 votos o no hayan quedado último si todos lo superan, pero se negó a participar en el de Channel 4 porque no le gustaba el formato.

Era una excusa impostada. La ventaja que tiene sobre sus rivales es tal que los debates son un riesgo innecesario, cuando el futuro líder británico no será elegido por la población sino por los diputados y afiliados del partido. Hubo un par de menciones críticas a su ausencia, pero el acosado fue Dominic Raab. El exministro del 'brexit', que dimitió tras la presentación del Acuerdo de Retirada de la UE pactado en noviembre de 2018, anunció al principio de la campaña que está dispuesto a usar los poderes del primer ministro para cerrar el Parlamento si se opone a permitir una marcha sin salida.

La pequeña audiencia en el estudio en el que se celebraba el debate aplaudió a los que criticaban a Raab- los otros cuatro candidatos- por suspender la democracia para ejecutar su plan. No salió bien parado, pero insistió en que no desea el 'brexit' abrupto aunque es necesario mantenerlo para negociar.

«Todos decimos que la marcha sin acuerdo dañaría nuestra economia. ¿Cómo se mejora la posición negociadora diciendo a la UE que o llegamos a un acuerdo o me voy sin acuerdo, que ya he dicho que dañaría mi economía?». La pregunta de Rory Stewart quedó sin respuesta. Machismo Stewart es el único candidato que descarta el 'brexit abrupto.

Con el apoyo de una audiencia que aplaudía a menudo sus intervenciones, criticó a los demás por adoptar una actitud de «machismo», presentándose como «hombres duros», que van a cambiar un Acuerdo de Retirada cuando es imposible. Michael Gove logrará eliminar la impopular salvaguarda irlandesa, porque en su trayectoria ministerial habría mostrado su capacidad para lograr lo imposible.

Jeremy Hunt lo lograría por sus habilidades negociadoras. Sajid Javid, ofreciendo a Irlanda el pago de todos los costes de instalación de la tecnología en la frontera entre las dos Irlandas. ¿Qué debilidades tienen los candidatos para ser primer ministro?, preguntó un miembro de la audiencia. Gove, su impaciencia, que convirtió en virtud. Raab, su inquietud, también virtuosa. Javid y Hunt reconocieron errores por su testarudez, después de que Stewart expresase su ignorancia sobre muchas facetas del mundo.

Rory Stewart es el candidato peculiar de esta elección, rompe el molde del político sabelotodo y se expresa con naturalidad; también con aparente ingenuidad. Las casas de apuestas registran el crecimiento de su popularidad y también la probabilidad de que sea eliminado el martes. El ausente, Johnson, entrará en escena tras este prólogo sosegado.