Alemania lanza el primer mensaje al mercado al eliminar la tasa de reunificación

Angela Merkel, en una imagen de archivo./AFP
Angela Merkel, en una imagen de archivo. / AFP

El Consejo de Ministros germano aprobó este miércoles la supresión del 'soli', que se hará efectiva en 2021 y supondrá inyectar casi 11.000 millones a las familias

JUAN CARLOS BARRENACorresponsal. Berlín

Tras 28 años de vigencia para financiar la reconstrucción del este de Alemania después de la reunificación nacional, el Consejo de Ministros germano a las órdenes de la canciller federal, Angela Merkel, acordó este miércoles el fin del llamado Impuesto de Solidaridad (el Soli). Se trata de una tasa suplementaria del 5,5% en el IRPF y en el Impuesto de Sociedades que abonan religiosamente todos los alemanes y que este año reportará al fisco unos ingresos suplementarios de casi 20.000 millones de euros. «Los costes de la reunificación han sido ampliamente amortizados, por eso podemos empezar ahora el procedimiento para que en 2021 la gran mayoría de los contribuyentes dejen de pagar el 'soli'», declaró el ministro federal de Finanzas, el socialdemócrata Olaf Scholz.

La eliminación del 'Soli' obedece a una promesa electoral de las dos grandes formaciones políticas germanas y el pacto firmado por conservadores y socialdemócratas para formar la gran coalición. Pero también es cierto que su eliminación parcial (se mantiene para las rentas altas) se produce en un momento muy concreto, después de que el lunes el Bundesbank advirtiera de la posibilidad de que el país pueda entrar en recesión en el tercer trimestre del año, a lo que se une la caída de las exportaciones en junio.

Asimismo, la semana pasada el propio ministro de Finanzas, Olaf Scholz insinuó que, si hiciera falta, Berlín podría recuperar los planes de estímulo como los desplegados durante la crisis de 2008, cuando inyectó 50.000 millones a la economía. «Si tenemos un nivel de deuda en relación al PIB por debajo del 60%, esta es la solidez que tenemos para contrarrestar una crisis con toda la fuerza», especificó.

El proyecto de ley aprobado por el gabinete germano sobre el establece que en menos de dos años más del 90% de los ciudadanos dejen de pagar esa tasa con el IRPF, mientras un 6,5% lo pagará parcialmente y solo un 3,5% en su totalidad.

Con esa medida el Estado dejará de percibir anualmente casi 11.000 millones de euros en impuestos. De pago del 'Soli' se librarán a partir de 2021, por ejemplo, los solteros con unos ingresos brutos anuales inferiores a 73.874 euros o los matrimonios con dos hijos y unos ingresos brutos conjuntos que no sobrepasen los 151.990 euros anuales.

Tras meses de discusiones entre los partidos de la gran coalición, fueron finalmente los socialdemócratas quienes se llevaron el gato al agua. El ministro federal de Economía, el conservador Peter Altmaier, quería eliminar por completo el 'Soli' en tres etapas hasta 2026. Scholz y el SPD lograron imponer que los más ricos sigan pagándolo sine die, aunque habrá que ver si esa discriminación supera el esperado examen ante el Tribunal Constitucional.

Otoño fiscal caliente

Lo aprobado este miércoles es una primera medida en el que se anuncia como un otoño fiscal caliente. El Ejecutivo tiene sobre la mesa no menos de ocho proyectos de ley relacionados directamente con el ministerio de Hacienda. Entre los más relevantes la reforma del impuesto de bienes inmuebles (IBI) por orden del Constitucional, que ha exigido modernizar.

También se esperan una serie de leyes para preservar el medio ambiente y evitar el cambio climático que crearán nuevos gravámenes para las emisiones de CO2 de automóviles y calefacción de hogares y desgravaciones para el uso de medios de transporte ecológicos.