¿Qué es el Artículo 50? Su autor da las claves

¿Qué es el Artículo 50? Su autor da las claves

Al activarlo este miércoles, el Gobierno británico inicia formalmente las negociaciones para la salida de la Unión Europea pero, ¿qué dice exactamente este artículo?

COLPISAmadrid

El Gobierno británico ha activado este miércoles el Artículo 50 del Tratado de Lisboa, lo que supone el inicio de las negociaciones formales para la salida del Reino Unido de la Unión Europea. Este artículo, redactado en apenas 250 palabras y dividido en cinco puntos, proporciona las claves de estas negociaciones. Su creador, el diplomático británico Lord Kerr de Kinloachard, desgrana cada punto en una entrevista en la web Político. Estas son sus claves.

"Es un artículo sobre el divorcio, un artículo sobre el pago de facturas, la liquidación de los compromisos, el tratamiento de los derechos adquiridos, el acuerdo sobre las pensiones. No es un artículo sobre la futura relación" (aunque deja claro que las negociaciones deben tener en cuenta el "marco" de las futuras relaciones entre la UE y el país de salida).

"Aquí queríamos decir que no depende de nosotros, la Unión, establecer cómo un Estado miembro llega a la decisión de retirarse... Aunque llegó a ser algo muy relevante cuando el gobierno de Reino Unido decidió que activaría el Artículo 50 sin una votación en el Parlamento y la Corte Suprema le dijo que los requisitos constitucionales británicos exigían que tenían que llevarla a cabo".

"Es evidente que se trata de un asunto del Consejo Europeo. Es una gran decisión. Presumiblemente, el Consejo Europeo establecerá sus directrices en este sentido en su reunión del 29 de abril"

"No me pregunten cómo será ese marco, ¿será otro tratado? ¿será un texto de conclusiones del Consejo de Estado europeo? No se cuál será el marco pero, a menos que exista uno, el acuerdo de divorcio -si lo hay- será legalmente vulnerable, porque para ser tomado en cuenta tiene que existir".

"Tampoco creo que la Comisión pueda insistir en que la cuestión económica deba estar cerrada antes de que se pueda hablar de otras cuestiones. Si yo fuera uno de los negociadores británicos, guardaría este artículo en mi mano y diría: "pero espera, tenemos que tener un marco".

"Los procedimientos para negociar la futura relación tienen que ser redactados según las normas para la elaboración de acuerdos de asociación, de cooperación o de relaciones comerciales con terceros países, porque eso es lo que vamos a ser".

"Este es el procedimiento estándar de toma de decisiones desde el Tratado de Lisboa".

"Uno de los argumentos que hemos estado utilizando en el parlamento británico es que queremos una votación significativa, como sucede en el Parlamento Europeo. ¿Por qué debería el Parlamento de Westminster tener menos derechos que el Parlamento Europeo?".

"Necesitábamos un límite temporal para tranquilizar al estado saliente sobre la posibilidad real de abandonar la Unión, de que no quedaría enredado indefinidamente en una negociación interminable". "Muchos hacen ahora una lectura de este punto como una medida de presión sobre los negociadores británicos que pone en situación de desventaja al estado saliente, pero no hay razón alguna para que no se llegue pronto a un acuerdo sobre el Artículo 50".

"Dos años es tiempo suficiente para negociar las cuestiones económicas, lo que no se puede conseguir en dos años es llegar a un acuerdo final sobre si en futuro habrá una relación de asociación, cooperación o libre comercio. El marco debe fijar los principios que se redactarán, algo que llevará mucho más tiempo".

"El requisito de la unanimidad no es tan difícil como parece. Suponiendo que nos encontráramos en una situación en la que a los británicos no les gusta la manera en la que están saliendo las cosas y nos dirigiéramos hacia unas elecciones generales u otro referéndum, creo que la unanimidad necesaria sería muy fácil de obtener (si Gran Bretaña, por ejemplo, dijera que necesita seis meses más). Hablamos de una Unión formada por gobiernos democráticos, en eso estarían de acuerdo".

"Es muy importante que Gran Bretaña no sea un tercer país durante el proceso de negociación del Artículo 50. Hasta el momento en que el país salga de la Unión, es un miembro de pleno derecho. Por lo tanto, era necesario un subapartado en el punto cuatro en el que se especifica que, cuando estemos hablando del divorcio, los británicos no estén en esa discusión y, si están, no puedan votar".

"Estas son las proporciones necesarias para lograr una mayoría válida. Por lo tanto, si se dice que un estado miembro no puede participar en la votación, entonces hay que ajustar los números".

"Una vez que sales de la Unión, no podrás recuperar tu condición de miembro, a no ser que se acuda de nuevo al punto de inicio... Esto es sencillamente para evitar que alguien pueda decir: "Una vez fuimos miembros y nos gustaría recuperar nuestra condición".