Trabajadores de Google critican la postura de la empresa ante el acoso sexual

Empleados protestan ante la sede de Google en Nueva York. :: reuters/
Empleados protestan ante la sede de Google en Nueva York. :: reuters

Los empleados se manifiestan en Nueva York y otras ciudades del mundo para exigir un cambio de política

R. C.

nueva york. Centenares de trabajadores de Google clamaron ayer «basta ya» y «el tiempo se ha acabado» en una protesta ante las puertas de la compañía en Nueva York para condenar la gestión del gigante tecnológico ante situaciones de acoso sexual. Las concentraciones las protagonizaron también miembros de la plantilla de la multinacional en ciudades como Dublín, Londres, Berlín, Zúrich, Singapur y Tokio. El malestar se ha generado después de desvelar 'The New York Times' que la firma protegió al creador de Android, Andy Rubin, a quien pagó 90 millones de dólares (79 millones de euros) como indemnización de despido tras ser denunciado por abusar de una empleada.

«Pedimos un cambio estructural en nombre de la transparencia, rendición de cuentas y equidad», exigió Tanuja Gupta, una de las trabajadoras de la empresa en Manhattan encargada de leer el manifiesto de los empleados, quien insistió también en la necesidad de acabar con las discriminaciones salariales.

En Dublín, por su parte, cientos de empleados de Google abandonaron ayer sus puestos a las 11:00 horas. «No he sido víctima de acoso pero, si solo una persona lo ha sido, es importante para nosotros mostrar nuestra solidaridad», señaló Kate, una de las manifestantes. La breve huelga en la capital irlandesa fue la más llamativa, por detrás de la de Nueva York, ya que el país acoge la mayor sede de la compañía fuera de EE UU, gracias a las ventajas fiscales que ofrece. En cualquier caso, las concentraciones se sucedieron igualmente por todo el mundo.

Los organizadores de la protesta pidieron a Alphabet -matriz de Google- que incorpore a un representante de los trabajadores en su junta directiva. De igual modo, instaron a crear un proceso específico para denunciar el acoso sexual y que se comparta internamente los datos sobre los sueldos que paga a hombres y mujeres.