Los sospechosos de envenenar a los Skripal dicen ser solo turistas

Petrov y Boshírov siguen el consejo de Putin y aparecen en una televisión para negar su pertenencia a la inteligencia rusa

RAFAEL M. MAÑUECO CORRESPONSAL MOSCÚ.

Menos de un día desde que el presidente, Vladímir Putin, les conminara a hacerlo han tardado en dar explicaciones públicamente Alexánder Petrov y Ruslán Boshírov, a quienes Londres acusa de haber envenenado con el arma química 'Novichok' al exagente Serguéi Skripal y a su hija Julia. Ofrecieron una entrevista a la televisión multilingüe Russia Today.

Petrov y Boshírov afirmaron ser los dos hombres que la Fiscalía británica y Scotland Yard señalan como los sospechosos del ataque. Dijeron también que son las personas que aparecen en las fotografías distribuidas por las autoridades de Reino Unido. Negaron pertenecer al GRU, la inteligencia militar rusa, y menos aún haber atentado contra nadie. A la pregunta sobre si llevaron consigo 'Novichok', ambos lo negaron contundentemente. Aseguraron que tampoco transportaron ningún frasco de perfume Nina Ricci, en donde, según la Policía británica, habían depositado el veneno.

Confirmaron que todos sus movimientos en Reino Unido se produjeron con arreglo al orden cronológico establecidos por Scotland Yard. «Llegamos a Londres el 2 de marzo y fuimos primero a la estación para ver el horario de trenes a Salisbury», relató Petrov. El viaje lo hicieron al día siguiente, pero llovía y regresaron. El día 4 volvieron a Salisbury y, según Boshírov, vieron a catedral.

Interrogados sobre si se acercaron a la casa de los Skripal, Boshírov explicó que «no sé dónde estaba su casa, no sé si casualmente pasamos cerca o no. Hasta que empezó esta pesadilla, no había oído ese apellido y no sabía nada sobre ellos». Aquel 4 de marzo, Skripal y su hija fueron hallados inconscientes en Salisbury, recostados en un banco de la calle. Los dos sospechosos negaron tener nada que ver con lo sucedido al exagente ruso, a su hija y, meses después, a Dawn Sturgess, la única fallecida en Salisbury por la poderosa sustancia tóxica.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos