Silvio Berlusconi siempre vuelve

Silvio Berlusconi sale de una reunión con el presidente italiano, Sergio Mattarella, el pasado mes de abril. :: Alessandro Bianchi / reuters
/
Silvio Berlusconi sale de una reunión con el presidente italiano, Sergio Mattarella, el pasado mes de abril. :: Alessandro Bianchi / reuters

La justicia italiana rehabilita al cuatro veces primer ministro de su condena por evasión fiscal y le permite volver a ejercer cargos públicos

DARÍO MENOR ROMA.

Si el Tribunal de Vigilancia de Milán se llega a dar un poco más de prisa, tal vez hubiera cambiado el destino político inmediato de Italia. La decisión tomada el pasado vienes, aunque no se conoció hasta ayer, de rehabilitar a Silvio Berlusconi y devolverle el derecho a presentarse a unas elecciones llega algo tarde para los intereses del cuatro veces primer ministro. Hace poco más de dos meses que se celebraron comicios legislativos y, aunque durante algunos días parecía que el país estaba abocado a una nueva cita con las urnas, ahora ese escenario es mucho más lejano por el inminente pacto de Gobierno entre el Movimiento 5 Estrellas (M5E) y la Liga. Fue el propio magnate el que facilitó el acuerdo al no poner vetos al próximo Ejecutivo ni considerar que estaba rompiéndose la alianza conservadora entre la Liga y su partido, Forza Italia (FI).

El alegrón judicial que el Tribunal de Vigilancia de Milán brindó a Berlusconi le devuelve legitimidad política, pues anula la inhabilitación para ejercer cargos públicos hasta noviembre de 2019 que pesaba sobre él, por su condena en firme por un delito de evasión fiscal en el 'caso Mediaset'. Con esta decisión de la magistratura milanesa, adelantada ayer por el 'Corriere della Sera', el ex 'Cavaliere' podrá volver eventualmente a ser diputado, senador o primer ministro. Se espera que su retorno al Parlamento sea inminente: sólo es necesario que uno de los parlamentarios de FI renuncie y le ceda su escaño.

La decisión del tribunal milanés cancela de inmediato los efectos de la ley Severino, aprovechando que esta normativa establece que la rehabilitación «es la única causa de extinción anticipada» para la inhabilitación. También libera a Berlusconi de tener que esperar al fallo del Tribunal Europeo de Derechos Humanos en Estrasburgo, al que había apelado para tratar de recuperar todos sus derechos políticos.

LAS CLAVES El ex 'Cavaliere' ya no tiene que esperar el fallo del Tribunal de Estrasburgo, al que había apelado La vuelta al Parlamento sería inminente. Sólo tiene que cederle un escaño alguien de su partido

«Se ha hecho justicia», comentó Mariastella Gelmini, portavoz de FI en la Cámara de los Diputados. «Un calvario que ha durado cinco años y no le ha permitido ser candidato como millones de italianos le pedían. Ahora Italia podrá contar más con nosotros», destacó. Aunque todavía está por ver el efecto que esta noticia pueda tener entre los electores conservadores, la figura de Berlusconi ya no genera los consensos de otras épocas. En las elecciones del 4 de marzo, FI se quedó en un discreto 14% de las papeletas, viéndose superado ampliamente por la Liga, su principal aliado en la coalición de centro derecha.

Los sondeos desde entonces presagian un continuo crecimiento de la Liga a costa de FI, lo que tal vez convenza al ex 'Cavaliere' de que no merece la pena boicotear ahora el pacto de Gobierno entre las dos formaciones euroescépticas para forzar la repetición de los comicios legislativos.

«Buena conducta»

La decisión del Tribunal de Vigilancia de Milán está motivada porque el Código Penal italiano sostiene que para conseguir la rehabilitación hay que cumplir con la pena impuesta, algo que Berlusconi ya hizo, y mostrar una «buena conducta» que demuestre la reinserción social. En este punto no falta la controversia debido al proceso en el que el líder de FI está implicado por haber supuestamente pagado a varios testigos para que mintieran en el juicio sobre el 'caso Ruby'.

Con ese nombre se conoce a la muchacha de origen marroquí Karima el-Mahroug, con la que el ex 'Cavaliere' mantuvo relaciones sexuales cuando la chica tenía menos de 18 años, aunque él asegura que no estaba al corriente de su edad. Para fortuna del cuatro veces primer ministro, el Tribunal Supremo estableció que no se le puede negar la rehabilitación a alguien sólo porque se encuentre con casos judiciales abiertos.

 

Fotos

Vídeos