«Si se les saca buceando, es posible que suponga rescatar un chaval por día»

«No se puede emprender la salida sin todas las garantías», afirma el espeleólogo especialista en rescate Diego Dulanto

JULIO ARRIETA

«No recuerdo un rescate tan complejo como este en una cueva bajo el agua. Los ha habido complicados, con 6 o 7 personas atrapadas, pero nada parecido a esto, con niños inexpertos perdidos en una caverna», señala el médico y espeleólogo Diego Dulanto, uno de los mayores especialistas en salvamento en interior de cavidades de España. En su opinión, los rescatadores se enfrentan a una serie endiablada de «desafíos» para socorrer al grupo de niños y jóvenes aislado en una sala de la cueva anegada de Tham Luang Nang Non, en Tailandia.

Dulanto repite la palabra desafío al hablar de este caso. «De entrada, son chavales sin experiencia en cueva. Llevan días sin alimentarse, por lo que lo primero, antes de intentar hacer nada, es nutrirlos», un primer paso que ya se ha dado tras su localización. Otro problema es que Tailandia «es un país en el que no existen equipos formados para afrontar este tipo de situaciones».

En ese sentido, la llegada de Rick Stanton y John Volanthen, los dos espeleobuceadores británicos que encontraron al grupo perdido más de nueve días bajo tierra, ha sido un avance. «Son grandes expertos y si se siguen sus criterios todo saldrá bien», vaticina Dulanto.

Tras unos primeros días «de confusión y torpezas» debidas al desconocimiento de las autoridades tailandesas, los protocolos se están siguiendo como es debido: «Primero, asegurarse de que los chavales se encuentran bien y darles alimento y asistencia sanitaria. No se puede emprender la salida sin todas las garantías». El siguiente paso «es analizar con calma las opciones para sacarlos reduciendo el riesgo todo lo posible».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos