Reino Unido recibe al jefe de la Casa Blanca con protestas y galas

Trump llegó ayer a Reino Unido, donde permanecerá hasta el próximo domingo, tras asistir a la cumbre de la OTAN en Bruselas. La vista del presidente estadounidense ha provocado numerosas protestas en todo el país como muestra de desaprobación a sus políticas y a su mera presencia en Reino Unido.

El presidente y su esposa, Melania, fueron recibidos por la primera ministra, Theresa May, y su marido, Philip, en el palacio de Blenheim, en el condado de Oxfordshire (Inglaterra), con una solemne ceremonia militar antes de su cena con empresarios británicos. Trump se reunirá de nuevo hoy con May y posteriormente tomará el té con la reina Isabel II en el palacio de Windsor.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos