Putin y Xi Jinping refuerzan su alianza ante el «unilateralismo» de EE UU

Xi Jinping y Vladímir Putin cocinan tortitas juntos al visitar ayer una exposición en Vladivostok. :: afp/
Xi Jinping y Vladímir Putin cocinan tortitas juntos al visitar ayer una exposición en Vladivostok. :: afp

Los presidentes ruso y chino estrechan lazos contra el proteccionismo de Trump y en medio de las mayores maniobras militares del Kremlin

RAFAEL M. MAÑUECO CORRESPONSAL MOSCÚ.

En el marco del Foro Económico Oriental de Vladivostok y en medio de unas descomunales maniobras militares de tropas rusas, chinas y mongolas, los presidentes Vladímir Putin y Xi Jinping han querido dar imagen de unidad ante el «unilateralismo» y «proteccionismo» de EE UU. El mandatario de Pekín dijo durante su intervención en un seminario sobre cooperación interregional con el jefe del Kremlin a su lado que «en un contexto geopolítico cada vez más impredecible, cambiante e inestable la interacción de China y Rusia es ahora más importante para el mundo».

«Observamos comportamientos unilaterales y acciones económicas hostiles», señaló Xi en alusión a la política de Donald Trump aunque sin mencionarlo. Asimismo, subrayó que en los últimos tres meses se ha entrevistado tres veces con Putin, las dos ocasiones anteriores en el encuentro de los BRICS -Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica- en Ciudad del Cabo, en julio, y en la localidad de Qingdao durante la cumbre de la Organización de Cooperación de Shanghái, en junio. «Tendremos otras reuniones en lo que queda de año para reforzar más nuestros contactos», aseguró. Una de ellas será en la cumbre del G-20 en Argentina, del 30 de noviembre al 1 de diciembre.

Putin, por su parte, se refirió al efecto negativo de los aranceles impuestos por EE UU para el conjunto de la economía mundial e insistió en la necesidad de que Rusia y China renuncien al dólar y utilicen sus respectivas monedas nacionales, el rublo y el yuan, en su comercio bilateral. «Hará más estables las operaciones bancarias en las exportaciones e importaciones ante los riesgos a los que se enfrentan los mercados mundiales», aseguró.

El deshielo de las Coreas

Los dos mandatarios hablaron también de las tensiones en la península coreana. Al respecto, el jefe del Kremlin afirmó que Rusia «apoya los pasos dados por ambos países para restablecer las relaciones». Putin hubiese querido que Kim Jong-un hubiera asistido al actual foro económico de Vladivostok y con ese propósito envió a Pyongyang a la presidenta del Senado ruso, Valentina Matviyenko, quien sólo ha logrado del líder norcoreano el compromiso de entrevistarse con Putin en Rusia en fecha sin determinar.

Mientras, en la zona circundante al lugar de reunión de Putin y Xi, en todo el tercio oriental de Siberia, comenzaban las mayores maniobras militares de la historia de Rusia, los ejercicios 'Vostok-2018' (Oriente-2018). En el operativo toman parte casi 297.000 efectivos, 36.000 tanques, más de mil aviones y helicópteros y 80 barcos de guerra.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos