El Partido Popular se impone en las elecciones de Austria a falta de escrutar el voto por correo

Aplausos y euforia en Viena. El candidato conservador, Sebastian Kurz, está a punto de convertirse en el mandatario más joven de toda la Unión Europea a sus 31 años. Las elecciones celebradas en Austria le colocan a las puertas de la cancillería con un 31,6 % de los votos, a falta de escrutar el voto por correo, cuyas papeletas comenzarán hoy mismo a contabilizarse. Será el jueves cuando se conozca el resultado final. El todavía ministro de Exteriores, lejos de alcanzar la mayoría, tendrá que buscar una coalición. Puede que lo haga con los socialdemócratas o, lo más probable, con la extrema derecha. Por ello, el líder ultraderechista también celebraba su 26 % de los votos. Una ultraderecha que escala posiciones y se convierte en pieza clave para formar la mayoría. Con este claro giro hacia la derecha, Austria pone fin a una década de predominio socialdemócrata.-Redacción-