París se tiñe de blanco en el treinta aniversario de su tradicional picnic

Miles de personas han quedado para cenar en París, así, vestidos de riguroso blanco. Frente a los Inválidos, con las mesas, sillas, comida y, por supuesto vino para celebrar el treinta aniversario de este peculiar picnic. Una cita que se mantiene en el más estricto secreto hasta el último minuto, porque en la capital francesa está prohibido realizar una cena tan multitudinaria, pero no un picnic improvisado. Cada año frente a un monumento distinto. Una cena en blanco que triunfa también en otras ciudades, como en Montreal (Canadá) que ha acogido, hasta ahora, la cena más numerosa después de París. -Redacción-