El Papa compara el aborto con «contratar a un sicario»

DARÍO MENOR CORRESPONSAL

roma. El papa Francisco ya se había manifestado en otras ocasiones en contra del aborto, pero nunca lo había hecho con tanta contundencia como este miércoles, cuando lo comparó durante la habitual audiencia general con recurrir a un asesino a sueldo. «No es justo librarse de un ser humano, aunque sea pequeño, pera resolver un problema. Es como contratar a un sicario para resolver un problema», comentó improvisando sobre el texto que tenía preparado.El Pontífice centró en el quinto mandamiento («no matarás») la catequesis que dedicó a los miles de fieles congregados en la plaza de San Pedro del Vaticano, a los que les dijo que «todo el mal del mundo, desde las guerras a la cultura del descarte, se podría resumir como un desprecio a la vida».

«¿Pero cómo puede ser terapéutico, civil o simplemente humano un acto que suprime la vida inocente e indefensa en su inicio?», preguntó Jorge Mario Bergoglio a los fieles haciendo nuevamente referencia al aborto. Aseguró que todo «rechazo a la vida» está basado en el «miedo», un sentimiento que consideró «comprensible» en los padres a los que les dicen que van a tener un hijo enfermo. Pidió para esas situaciones «verdadera cercanía» y «verdadera solidaridad» en lugar de «apresurados consejos sobre cómo interrumpir el embarazo». Para el Papa, el «rechazo a la vida» que supone el aborto responde a una postura equivocada de adoración de los «ídolos» de este mundo, entre los que citó «el dinero, el poder y el éxito». Propuso frente a ellos «la única medida auténtica de la vida» que, a su modo de ver, es «el amor».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos