Israel vuelve a golpear el aeropuerto de Damasco y Siria responde

Vista del monte Hermon, desde donde Siria ha realizado el lanzamiento del cohete./Efe
Vista del monte Hermon, desde donde Siria ha realizado el lanzamiento del cohete. / Efe

El ataque fue perpetrado por cuatro cazas F-16 desde el mar Mediterráneo

MIKEL AYESTARANJerusalén

Israel volvió a atacar el aeropuerto de Damasco y «los sistemas de misiles antiaéreos Pantsir y Buk destruyeron siete misiles», informó el Centro Nacional de Control de la Defensa ruso en un comunicado en el que detalló que el ataque fue perpetrado por cuatro cazas F-16 desde el mar Mediterráneo y que «la infraestructura del aeropuerto no sufrió daños. No hubo víctimas ni desperfectos». La agencia oficial Sana confirmó que «nuestra defensa aérea respondió muy eficazmente a los bombardeos aéreos israelíes». Los sirios replicaron con el lanzamiento de un cohete que «fue interceptado por el sistema de defensa aéreo 'Iron Dome'» en los Altos del Golán, ocupados por el Estado hebreo desde 1967, afirmó el Ejército.

Este fue el segundo ataque contra el aeropuerto de Damasco en los últimos diez días y el anterior fue confirmado de forma oficial por el primer ministro, Benyamin Netanyahu, una medida poco habitual ya que normalmente Tel Aviv prefiere golpear y guardar silencio. El jefe del Estado Mayor saliente del Ejército israelí, general Gadi Eisenkot, confirmó lo que era un secreto a voces en la región y reveló en una entrevista a 'The New York Times' haber atacado «miles de objetivos sin reconocerlo ni pedir alabanzas». El Estado hebreo argumenta que sus objetivos están relacionados con Irán y la milicia libanesa de Hezbolá, aliados del presidente Bashar el-Asad y de Rusia en la guerra de Siria.

En esta nueva jornada de bombardeos se produjeron también dos atentados. Uno en Damasco, que no causó víctimas mortales pero que es el primero que sufre la capital en más de un año, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), y el segundo en Afrín, cantón kurdo del norte del país ocupado por Turquía, en el que al menos tres personas perdieron la vida tras una explosión en un autobús.

Las operaciones en Siria se han convertido en rutina para Israel y Netanyahu declaró que «no vamos a cambiar de política». El primer ministro viajó a Yamena para reanudar las relaciones diplomáticas entre Chad e Israel, lo que calificó de «momento histórico» ya que ambos países no tenían contacto de manera oficial desde 1972. El líder conservador destacó que «para nosotros es significativo que Chad sea un país de mayoría musulmana que busca la amistad de Israel» y calificó este paso como «parte de la revolución» que asegura llevar a cabo en el mundo árabe y musulmán.