Muere un piloto cuando volvía de una misión para detectar cazas turcos

Un piloto de un caza griego murió ayer cuando su avión -un Mirage 2000-5- se estrelló en el mar Egeo mientras volvía de una misión para interceptar aviones militares turcos que suelen entrar en lo que Atenas considera su espacio aéreo. «Cayó... peleando para defender la soberanía nacional y la integridad territorial», aseguró el ministro heleno de Defensa, Panos Kammenos.

Las Fuerzas Aéreas de Ankara rechazaron toda relación con el suceso en el que perdió la vida Georgios Baltadoros, de 34 años. Entretanto, el primer ministro heleno, Alexis Tsipras y su homólogo turco, Binali Yildrim, hablaron por teléfono y «acordaron mantener abiertos los canales de comunicación (...) y reforzar el diálogo entre los dos países en el futuro», tal y como señaló Atenas en una nota.

El accidente, en cualquier caso, tiene lugar en un momento de incremento de las tensiones entre Grecia y Turquía, rivales regionales y aliados en la OTAN. A principios de esta semana, soldados helenos dispararon tiros de advertencia a un helicóptero del país otomano después de que se acercara a la isla de Ro, que está en la frontera griega en el Egeo suroriental.

 

Fotos

Vídeos