Al menos 36 personas mueren por los incendios que asolan Portugal

Los últimos acontecimientos en Portugal vuelven a poner contra las cuerdas a un Gobierno que necesita reformar su política forestal. Hasta 36 personas han perdido la vida en las últimas horas como víctimas del fuego. Entre los fallecidos hay un bebé que tan solo tenía un mes de vida. Al menos siete personas permanecen desaparecidas y medio centenar se encuentran heridos, 16 de ellos en estado grave. De los más de 500 incendios declarados, 50 se mantienen activos. Hace 4 meses, en Pedrógão Grande, fallecieron 64 personas a causa del fuego.-Redacción-