Maduro exige ayuda a Perú y Estados Unidos para esclarecer el atentado

El presidente de Venezuela vuelve a acusar al exmandatario colombiano Juan Manuel Santos del ataque de la semana pasada

R. C. CARACAS.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, reclamó ayer ayuda a Perú y Estados Unidos en las investigaciones que se siguen por el atentado que sufrió el pasado sábado y por el que volvió a responsabilizar al exmandatario colombiano Juan Manuel Santos. «Debemos empeñarnos, si es posible diariamente, en exigir, en aportar los elementos de juicio para que estos asesinos que se amparan en Florida, en Perú y en Colombia sean capturados y entregados», dijo Maduro en alusión a los supuestos responsables del atentado que estarían «escondidos» en estos países. Durante un acto con militares que fue transmitido en cadena obligatoria de radio y televisión, el líder chavista pidió al Gobierno de Martín Vizcarra capturar y extraditar a los señalados que supuestamente están en Perú.

«Sabemos que parte de estos delincuentes, de estos criminales, de estos terroristas se han dirigido a Perú a buscar esconderse, a buscar algún tipo de protección en el Perú», insistió tras notificar que el canciller, Jorge Arreaza, está gestionando estas solicitudes ante Lima. Dijo que las autoridades venezolanas también activaron los procedimientos para solicitar a Colombia y Estados Unidos la captura y extradición de otros señalados en el atentado, cuando explotaron dos drones en un acto público que encabezaba y del que salió ileso.

El gobernante venezolano dijo apelar a la «buena fe» de su homólogo estadounidense, Donald Trump, «más allá de las diferencias que tenemos y que seguirán existiendo». «No creo que el presidente proteja y ampare asesinos que utilizan el territorio de los Estados Unidos para ordenar un ataque con bombas terroristas y un asesinato de las más altas autoridades civiles y militares de Venezuela, incluyendo al presidente», expresó. Las investigaciones del atentado, según Maduro, determinan que «es desde la Florida donde se activa la explosión del dron que explota al frente de la tribuna presidencial y que hiere a siete guardias nacionales». Maduro fue más allá al pedir al fiscal general de su país, Tarek Saab, coordinar con la embajada de Estados Unidos en Venezuela la posibilidad de que el FBI visite el país caribeño y participe en las investigaciones, informa Efe.

«Si el Gobierno de Estados Unidos ofreciera y ratificara su ofrecimiento de cooperación del FBI para la investigación de los vínculos de la Florida con el plan del asesinato y el atentado terrorista del 4 de agosto yo lo aceptaría», señaló.

Borges, «terrorista»

Maduro reiteró que el expresidente Santos dio la orden de asesinarlo y actuó en coordinación con el expresidente del Parlamento venezolano, el opositor Julio Borges, «quien recibe la orden, los recursos, la logística, el apoyo y el plan» y «es quien asume la responsabilidad ante la historia de asesinar al presidente». «Mi asesinato político, mi asesinato físico se decidió en el Palacio de Nariño -sede del Gobierno- de Bogotá. No tengo ninguna duda de eso (...). Todas las investigaciones (...) indican la participación del Gobierno saliente de Colombia en el apoyo, en el entrenamiento, en el traslado, el financiamiento y la preparación del plan», prosiguió.

El gobernante también señaló como «terrorista» a Borges y aseguró que el opositor forma parte de un grupo de «políticos venezolanos que han ido a arrodillarse y se han puesto al servicio de la oligarquía bogotana y de sus intereses».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos