Lula desiste y cede la candidatura a Haddad

El número dos del PT luchará por la presidencia de Brasil al confirmarse el veto electoral de la Justicia al exmandatario encarcelado

M. VALENTE BUENOS AIRES.

Compungidos por lo que consideran una injusta invalidación de la candidatura de su líder Luiz Inacio Lula da Silva, que desde hace cinco meses cumple una condena por corrupción, los miembros de la directiva del Partido de los Trabajadores (PT) -con el aval del propio exmandatario- ungieron ayer por unanimidad al exalcalde de Sao Paulo, Fernando Haddad, para encabezar su plancha electoral a las presidenciales de Brasil del 7 de octubre. También confirmaron que Manuela Dávila, del Partido Comunista de Brasil, luchará por la vicepresidencia.

El senador del PT Lindbergh Farías confirmó la decisión, aunque de manera ambigua. «Lula no deja de ser candidato. Es candidato con el nombre de Haddad», dijo. Precedida de un debate interno en la agrupación, la designación del abogado y economista autor del programa de gobierno de la formación fue por unanimidad.

El anunció tuvo lugar casi de forma paralela a la finalización del plazo de inscripción de candidaturas dado por el Tribunal Superior Electoral y cerca de la Superintendencia de la Policía Federal donde Lula, líder y fundador del partido, permanece preso y sin contacto con sus simpatizantes desde el 5 de abril después de que un tribunal regional confirmara que es culpable de un delito de corrupción y blanqueo de dinero por recibir supuestamente una vivienda (tríplex) a cambio de favores a empresarios.

Favorito en las encuestas con respaldos en torno al 40%, el veterano exsindicalistas era el gran favorito para el 7-0. De hecho, su situación judicial no le dejó fuera de carrera electoral hasta última hora.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos