El intento de atentado contra Maduro desata el fervor patriótico en Venezuela

El presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, se dirige a los miles de venezolanos que desfilaron ayer en Caracas. :: M . G. / efe/
El presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, se dirige a los miles de venezolanos que desfilaron ayer en Caracas. :: M . G. / efe

Miles de chavistas salen a las calles de Caracas para apoyar al Gobierno, que asegura que el ataque solo ha fortalecido la «unidad institucional»

MILAGROS LÓPEZ DE GUEREÑO LA HABANA.

Miles de chavistas marcharon en la mañana de ayer en Caracas para expresar su respaldo y solidaridad al presidente Nicolás Maduro, quien los esperó en el Palacio de Miraflores, tras el atentado fallido del sábado. En plena jornada de fervor patriótico, el fiscal general, Tarek William Saab, confirmó que los seis detenidos incurrieron en siete delitos al intentar asesinar a todo el Gobierno, que reiteró la denuncia de que Venezuela es víctima del terrorismo internacional mientras los medios opositores incidieron en las «dudas» y «lagunas» en la versión oficial.

Saab precisó que solo hubo dos drones, como aseguró el ministro del Interior Néstor Reverol, y no tres como indicó la víspera el titular de Información, Jorge Rodríguez. «Hay testigos que vieron despegar el dispositivo y los identificaron (a las personas que los operaban desde un coche), este fue el dron que se estrelló en la residencia Don Eduardo en la avenida Fuerzas Armadas», indicó el fiscal. Agregó que ya se conoce la identidad de quienes cargaron el aparato con explosivos y vinculó el ataque a la investigación «por un hecho terrorista ocurrido hace exactamente un año de esta fecha».

María Nunes, vecina del edificio Don Eduardo, aseguraba ayer que la explosión «no fue tan fuerte» pero «hizo temblar el edificio» y rompió cristales «por lo menos hasta el cuarto piso». Según dijo, el suceso se produjo quince minutos antes de la deflagración en la avenida Bolívar. La mujer se quejó de que enseguida llegaron uniformados y les hicieron desalojar el edificio.

LAS CLAVESLa Fiscalía imputa siete delitos a los detenidos y ve conexiones con un «hecho terrorista» de 2017 Los medios opositores exhiben sus «dudas» por las «lagunas» en la versión oficial de lo ocurrido

El fiscal general sostiene que no es un caso aislado, sino parte de actos violentos de los grupos radicales «Pareciera que un sector no quiere entender que Venezuela desea paz y tranquilidad, resolver sus problemas de cualquier índole, económico, social y político, por la vía pacífica», acotó. Saab apuntó que no solo fue un «intento de magnicidio, yo podría calificarlo como un intento de una masacre, todos hubiéramos sido víctimas de este hecho, producido por mentes criminales».

Las acusaciones

Los detenidos están acusados de traición a la patria, homicidio intencional, homicidio frustrado y lesiones graves a los funcionarios heridos, lanzamiento de artefacto explosivo en reuniones públicas, terrorismo, asociación para delinquir y financiamientos al terrorismo. Y concluye la Fiscalía: «Quienes buscaron amedrentar a las autoridades del Estado venezolano, lo que han logrado es fortalecer la unidad institucional de los poderes públicos, en relación de lo que implica la defensa de la democracia, la paz y la estabilidad del país».

Lo innegable es que la crisis económica -con una hiperinflación que se acerca al 1.000.000%- y social ha pasado factura al chavismo. No en vano, ha habido rebelión de policías y militares, incluso cercanos a Hugo Chávez, funcionarios cambiando de chaqueta -como la exfiscal Luisa Ortega-, asaltos a cuarteles, robo de armas y ataque con granadas desde helicópteros a edificios oficiales. El último incidente en exponer la vulnerabilidad del Gobierno ha sido el ataque con drones que asustó a Maduro, a su mujer -que fue 'olvidada' por la seguridad-, a toda la cúpula chavista, y la estampida de las fuerzas armadas.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos