La UE intenta sortear las sanciones

AGENCIAS NUEVA YORK.

La UE va a crear una entidad especial para facilitar los negocios con Irán y evitar así las sanciones impuestas por Estados Unidos tras su salida del acuerdo nuclear con Teherán. Así lo anunció la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, tras una reunión entre Irán y las cinco potencias que siguen respaldando el pacto (Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania). Los ministros de Exteriores de esos países y de Irán reiteraron en la cita, celebrada a última hora del lunes en los márgenes de la Asamblea General de la ONU, su voluntad de continuar implementando el acuerdo pese a la retirada estadounidense.

En una declaración conjunta leída por Mogherini y por el titular de Exteriores persa, Mohamad Yavad Zarif, los participantes en el encuentro recordaron que Teherán ha demostrado que sigue cumpliendo con su parte del acuerdo. Por este motivo las potencias dejaron claro que trabajarán para impulsar «negocios legítimos» con Irán, tal y como se había fijado en el pacto, y discutieron «soluciones prácticas» ante la «retirada unilateral» de EE UU y la reimposición de sanciones que se habían levantado con el acuerdo sellado en 2015.

«Conscientes de la urgencia y necesidad de resultados tangibles, los participantes dieron la bienvenida a propuestas prácticas para mantener y desarrollar canales de pago, notablemente la iniciativa para establecer un vehículo especial para facilitar los pagos vinculados con las exportaciones iraníes, incluido el petróleo, y sus importaciones», señalaron en el texto.

Mogherini explicó que, por parte de la UE, la decisión de crear ese canal de pagos «está tomada» y se avanzará en encuentros técnicos durante los próximos días. El mecanismo facilitará las transacciones con Irán y permitirá a las empresas europeas continuar su comercio con Teherán de acuerdo a las normas comunitarias, detalló. A priori, la medida supone un golpe para los intentos de Trump por aislar económicamente al régimen de los ayatolás.