Hileras de motos inundan las calles para denunciar la nueva ley contra el crimen de Filipinas

Cientos de motoristas han realizado una protesta organizada en Manila para denunciar la nueva ley contra el crimen implantada por el Gobierno filipino. La normativa obliga a las motocicletas a llevar dos placas de matrícula en lugar de una, y su tamaño deberá ser dos veces mayor al actual. Los motoristas consideran que esta ley, además de discriminatoria, es peligrosa y poco efectiva. Según ellos, los criminales jamás utilizan placas de matrícula reales a la hora de delinquir para evitar su identificación. El Gobierno filipino ha indicado que, una vez aplicada la norma el próximo mes de abril, se podrán usar pegatinas en la parte frontal de la motocicleta en lugar de placas metálicas para reducir los riesgos de accidente.