Más de 450 heridos en una protesta en Rumanía contra el Gobierno

Antidisturbios se enfrentan a manifestantes en Bucarest. :: afp/
Antidisturbios se enfrentan a manifestantes en Bucarest. :: afp

La manifestación degeneró en una batalla campal en la capital y el presidente pide que se investigue a la policía por su «intervención brutal»

R. C.

bucarest. Más de 450 personas resultaron heridas y una treintena fueron detenidas durante una manifestación contra el Gobierno socialdemócrata de Rumanía que degeneró el viernes por la noche en Bucarest, según informó ayer la policía. El presidente, el centroderechista Klaus Iohannis, en abierto conflicto con la mayoría de izquierda, criticó «la intervención brutal y desproporcionada» de las fuerzas de seguridad y pidió a la Fiscalía que abra una investigación sobre las circunstancias de la operación.

El mandatario acusó a las autoridades del partido socialdemócrata en el poder de «conducir al país hacia el caos y el desorden». Por otro lado, en dos mensajes de Twitter, el canciller austríaco Sebastian Kurz «condenó la violencia» que empañó la protesta, y lamentó que periodistas, entre ellos un empleado de la televisión pública ORF, figuren entre los heridos. «La libertad de expresión y la libertad de prensa son libertades fundamentales de la UE que tienen que ser protegidas de manera incondicional», subrayó.

Buena parte de los heridos en la capital de Rumanía, país que ejerce la presidencia rotatoria de la UE, recibió atención médica tras inhalar gases lacrimógenos lanzados por las fuerzas de seguridad, mientras que otros sufrieron contusiones. Una treintena de agentes también integran la lista de heridos, once de los cuales tuvieron que ser ingresados.

Criticados por la oposición conservadora, los antidisturbios aseguraron haber actuado «de manera gradual y proporcional», en respuesta a las acciones violentas de varias decenas de «ultras». El portavoz de la Gendarmería, Marius Militaru, aseguró que los agentes intervinieron sobre las 23:00 horas del viernes, después de recibir una orden de la prefectura, y negó que ejercieron un uso desmesurado de la fueza. «Los cañones de agua y el gas lacrimógeno se utilizaron cuando la violencia se intensificó», señaló.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos