El fiscal italiano ordena el inmediato desembarco de los inmigrantes del 'Open Arms'

Una quincena de inmigrantes se lanzaba esta mañana al mar tratando de llegar a nado a Lampedusa. Algunos llevaban chalecos, pero otros saltaban sin ningún tipo de salvavidas. Los socorristas del Open Arms y los de la Guardia Costera acudían al rescate en medio de un fuerte oleaje. No sin dificultades, lograban subirlos a las lanchas. Después los llevaban a puerto y los introducían en ambulancias. Poco después, el gobierno español anunciaba el envío a la zona del moderno buque de la armada 'Audaz'. Pero justo cuando zarpaba desde Rota, la fiscalía italiana ordenaba la retención preventiva del Open Arms y el desembarco inmediato de todos los rescatados que aún permanecen a bordo.  La ONG lo celebra como el final de la pesadilla. Pero, de inmediato, interviene Matteo Salvini. Asegura que el ministerio del interior seguirá oponiéndose al desembarco. Se hará cargo de las personas acogidas en el Open Arms y procederá al acompañamiento de la embarcación de la ONG Proactiva Open Arms hasta el puerto de Palma, en Mallorca.-Redacción-