El fiscal general, amenazado con una sanción por desacato

Un juez federal de Washington detuvo la deportación de una madre salvadoreña y su hija el jueves, pero amenazó con sancionar al fiscal general Jeff Sessions por desacato al tribunal luego de que se iniciara el proceso para expulsarlas en medio de su apelación, según aseguró ayer la organización de derechos humanos ACLU. La mujer y la menor formaban parte de un grupo de inmigrantes que había huido de su país por «violencia sexual extrema y pandillas». Junto a su hija, la mujer había buscado asilo en junio de 2018, pero les fue negado porque los funcionarios no pensaron que tuvieran un «temor de persecución creíble». La decisión se tomó tras implementar Sessions una nueva política que establece que las denuncias de violencia doméstica o de pandillas ya no son suficientes para la protección.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos