Miles de estadounidenses salen a la calle contra la orden ejecutiva de Trump

Manifestantes en el aeropuerto de Chicago./
Manifestantes en el aeropuerto de Chicago.

La petición en la que se solicita al Gobierno británico que impida que Trump haga una visita oficial al Reino Unido supera el millón de firmas

AGENCIASnueva york

Decenas de miles de manifestantes han salido este domingo a las calles de las principales ciudades estadounidenses para expresar su rechazo a la orden ejecutiva del presidente Donald Trump que veta la entrada en el país a los ciudadanos de siete países de mayoría musulmana.

más información

En Nueva York, Washington o Boston se trata del segundo día consecutivo de movilizaciones tras las concentraciones espontáneas del sábado en los aeropuertos en respuesta a las primeras noticias de expulsiones del país.

Ya el domingo una de las manifestaciones más importantes ha sido la del parque de Battery, en la isla neoyorquina de Manhattan, muy cerca de la Estatua de la Libertad, símbolo de bienvenida para los extranjeros que llegaban a estas costas. Uno de los oradores, el senador demócrata Charles Schumer, ha denunciado el carácter "antiestadounidense" de la orden ejecutiva de Trump.

Los británicos con nacionalidad dual podrán entrar en EE UU

El ministro británico de Asuntos Exteriores, Boris Johnson, confirmó que todos los ciudadanos con pasaporte británico podrán entrar en EE UU, al margen de si tienen otra nacionalidad vetada en ese país. Johnson compareció en la Cámara de los Comunes para aclararlo. "Como principio general, todos los poseedores de un pasaporte británico son bienvenidos a viajar a EE UU", al margen de su lugar de nacimiento o de si tienen otros pasaportes.

El jefe del Foreign Office admitió que la embajada estadounidense en Londres está al tanto de la situación e insistió en que el Gobierno de Theresa May no comparte la política aplicada por Trump y "no adoptaría ese enfoque", pero defendió la necesidad de mantener la relación bilateral.

"Esta relación nos beneficia mucho", afirmó el titular de Exteriores, que indicó que él y la ministra del Interior, Amber Rudd, han conversado con sus homólogos yanquis para expresar las ideas británicas. Las medidas tomadas por Trump han causado furor en el Reino Unido, donde la oposición política y más de un millón de ciudadanos (con firmas por internet) han pedido a la primera ministra que retire la invitación al presidente de realizar una visita de Estado al Reino Unido.

May invitó a Trump a visitar el país en una fecha aún por determinar, con la reina Isabel II como anfitriona, tras reunirse la semana pasada con él en la Casa Blanca. Hay previstas además decenas de manifestaciones en el Reino Unido para protestar contra las medidas del presidente estadounidense y la postura del Gobierno británico.

"De lo que estamos hablando aquí es de una cuestión de vida o muerte para muchas personas. No voy a descansar hasta que estas horribles órdenes sean derogadas", ha afirmado Schumer.

En Washington, más de 2.000 personas se han concentrado por la tarde en la plaza Lafayette, cerca de la Casa Blanca, y han coreado consignas como "No al odio, no al miedo. Los refugiados son bienvenidos aquí". También ha habido manifestantes, unos 200, en el Aeropuerto Internacional Dulles de Washington, escenario también de una protesta el sábado.

Por otra parte, en la plaza Copley de Boston se han concentrado unas 10.000 personas y han intervenido oradores como la senadora Elizabeth Warren, figura visible del sector liberal del Partido Demócrata.

También hay convocatorias salpicadas por el medio-oeste y la costa oeste del país y se prevé un seguimiento importante en ciudades como Houston, Detroit, San Luis o Los Ángeles.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos