Los duques de Cambridge visitan el Chelsea Flower Show de Londres

El príncipe Guillermo ha disfrutado a lo grande en el nuevo jardín de su mujer, la duquesa de Cambridge. Un jardín que ha sido testigo de una estampa idílica de la familia real al completo. Junto a sus tres hijos, los duques han jugado y recorrido cada centímetro de un bosque salvaje que Kate conoce a la perfección, ya que es ella misma quien lo ha diseñado para un prestigioso evento de jardinería de Londres. En él se puede ver una cascada, una casa en el árbol y un columpio, y son todos recuerdos de la infancia de la duquesa. Lo que ha pretendido con ellos es "Volver a la Naturaleza", tal y como el nombre del bosque indica. Sobre todo ha querido inspirar a la gente a que pase más tiempo al aire libre porque dice que ese, "es tiempo de calidad". Ha querido compartir su sentimiento por los árboles y las flores junto a un grupo de menores y por supuesto, también con la Reina Isabel de Inglaterra, quien se ha dejado llevar por el encanto de la naturaleza y tras la visita se ha quedado muy satisfecha.