La CSU se desmarca de la ultraderecha

La Unión Socialcristiana de Baviera (CSU) exhibió ayer unidad en un congreso volcado en marcar sus diferencias respecto a los ultras y mientras los sondeos vaticinan una dura caída de votos para esta formación del bloque conservador de la canciller Angela Merkel. «En nuestro partido hay tolerancia cero hacia el radicalismo derechista, el antisemitismo, la xenofobia y la incitación a la violencia», afirmó Horst Seehofer, ministro del Interior y líder de la CSU.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos