Cuatro muertos en un tiroteo en Canadá

Agentes trabajan en el lugar del tiroteo, en Fredericton. :: reuters/
Agentes trabajan en el lugar del tiroteo, en Fredericton. :: reuters

El sospechoso, que está detenido, abrió fuego en un complejo de viviendas de Fredericton y entre sus víctimas mortales figuran dos policías

R. C. TORONTO.

Cuatro personas, entre ellas dos policías, perdieron la vida ayer en un tiroteo en el noreste de Canadá que ha vuelto a alzar las voces en favor de la prohibición de armas. Los agentes en Fredericton, ciudad de aproximadamente 56.000 habitantes en la que se produjeron los hechos y que es la capital de la provincia de New Brunswick, señalaron que el sospechoso había sido detenido y era tratado por lesiones graves, sufridas previsiblemente durante el intercambio de tiros para reducirle.

Los testigos explicaron que el tiroteo ocurrió en un complejo de apartamentos, desde el que al parecer el sospechoso abrió fuego con un fusil. Las instalaciones cercanas fueron cerradas y las autoridades pidieron a los residentes que evitaran salir de sus casas. «Fue aterrador», señaló Marlene Weaver, a quien despertaron los disparos en su barrio. «Este tipo de cosas nunca sucede aquí», lamentaba Scott Hill, que iba de paseo y tuvo que resguardarse en un campo de golf.

El ministro canadiense de Seguridad Pública, Ralph Goodale, señaló a los medios que no podía dar detalles del tiroteo. Solamente apuntó que estaba ayudando a las autoridades de Fredericton en las pesquisas. «Veremos a dónde conduce esta investigación en términos de qué sucedió exactamente, quién lo hizo, cuál fue la motivación para hacerlo y los instrumentos de destrucción que se usaron», indicó.

Lo que sí desató el suceso fueron nuevas críticas por la creciente violencia armada en el país. No en vano, el último incidente ocurrió hace apenas tres semanas, cuando un pistolero mató a dos personas e hirió a otras trece en una concurrida calle de Toronto. «El Gobierno de Canadá obviamente está tomando muy en serio el tema de la violencia armada», reconoció Goodale.

Las autoridades canadienses están considerando otorgar a las provincias el poder para designar ciudades libres de armas y el Gobierno ya presentó en marzo una propuesta para aumentar los controles por los crecientes casos de tiroteos a causa de la proliferación de armas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos