Ola de críticas al presidente de Filipinas por sobrepasarse con una trabajadora en Seúl

Rodrigo Duterte vuelve a estar en el ojo del huracán de las críticas. El presidente de Filipinas ha sorprendido al público durante un acto en Seúl, Corea del sur, con trabajadores expatriados. Duterte  llama a una mujer al escenario y la invita a recibir un libro, pero el libro no le iba a salir gratis a la joven. El presidene le impone una condición: "Tienes que pagarme con un beso, ¿estás preparada para besarme?", le dijo. La mujer le ofrece la mejilla argumentando estar casada, pero no supuso una barrera para Rodrigo. Finalmemente, el presidente se sale con la suya entre aplausos y ovaciones de los especadores. El suceso ha despertado rabia y críticas hacia una figura que ya había sido etiquetada como misógina y machista. Sus comentarios despectivos y degradantes hacia las mujeres siguen granjeándole enemigos. Tras las críticas, Duterte se ha defendido etiquetando al episodio como una "artimaña" para entretener a las 3.000 personas que asistían al evento. -Redacción-