La costa este de EE UU, en alerta máxima por la llegada del huracán 'Florence'

Dos hombres protegen ventanas antes del paso de 'Florence'. :: afp/
Dos hombres protegen ventanas antes del paso de 'Florence'. :: afp

R. C.

miami. El «extremadamente peligroso» huracán de categoría 4 'Florence' aumentó ayer sus dimensiones y se muestra «mejor organizado» mientras se aproxima a la costa sureste de Estados Unidos. La tormenta arrastra vientos máximos sostenidos de 130 millas por hora (215 km/h) y se espera que «se fortalezca aún más» antes de tocar tierra mañana, precisó el Centro Nacional de Huracanes (NHC), que tiene su sede en Miami.

Ante la virulencia de 'Florence', más de un millón de personas han recibido órdenes de evacuar sus viviendas en las costas de Virginia, Carolina del Norte y del Sur, a medida que se aproxima el huracán, que podría alcanzar la máxima categoría en la escala Saffir-Simpson a su llegada. Se pronostica que las ondas más lejanas de la tormenta toquen tierra a última hora del miércoles -madrugada del jueves en España- en una zona que ya ha sufrido un severo aumento del nivel del mar. Luego serpenteará por el territorio hasta el sábado, anegando varios Estados y desencadenando inundaciones potencialmente mortales, según advirtieron las autoridades.

Más allá de las Carolinas y Virginia, la amenaza de inundaciones en el interior se extenderá hasta la próxima semana a algunas zonas de Tennessee, Georgia, Virginia Occidental, Ohio, Pensilvania, Maryland y el Distrito de Columbia, donde se encuentra Washington D.C. Precisamente los dos últimos territorios, Maryland y el Distrito de Columbia, declararon ayer el estado de emergencia. La última vez que la capital estadounidense decretó esta alerta meteorológica fue en enero de 2016, cuando una tormenta invernal llamada 'Snowzilla' cubrió la ciudad y su región con más de medio metro de nieve.

El tamaño de 'Florence' es «asombroso», advirtió el director del NHC, Ken Graham. «Podría cubrir varios Estados fácilmente con solo las nubes. Esto no es solo un evento costero», agregó. Por su parte, Jeff Byard, administrador adjunto de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (Fema), señaló que «será una tormenta que creará y causará daños masivos a nuestro país». «Va a ser una recuperación a largo plazo», afirmó. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, entretanto, envió ayer por Twitter un mensaje de advertencia a los ciudadanos. «¡Estén preparados, tengan cuidado y estén a salvo!», aconsejó el mandatario, al tiempo que explicó que el Gobierno está «preparado» para hacer frente a cualquier eventualidad provocada por el huracán. De igual modo, se vio obligado a cancelar los actos de campaña que tenía previstos para mañana y el viernes con motivo de las elecciones legislativas que se celebrarán en noviembre.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos