Convertir el diésel en tinta, todo un negocio en la India

India, uno de los países más contaminados del mundo, busca soluciones a un problema con consecuencias mortales. Y la búsqueda, en ocasiones, da resultado. Un equipo de ingenieros ha logrado convertir el diésel en tinta. Los gases salidos de los motores de gasóleo, se capturan y se reducen a un líquido que sirve de tinta. Con estas láminas de metal, fabrican el mecanismo que captura y enfría el humo negro de los motores y generadores diésel que utilizan, no solo vehículos, también empresas y edificios para generar energía. Una tecnología surgida a raíz de una idea que nació en un día caluroso, al ver cómo un generador diésel de un puesto de zumos teñía de negro la pared. La compañía, Chakr Innovaton, ya ha ganado en su primer año 11 millones de rupias, unos 140.000 euros y lo que es más importante, ha filtrado miles de millones de litros de aire contaminado.-Redacción-