Concentración en París contra las "violaciones" de Myanmar a los rohingyas

Amnistía Internacional ha solicitado a Myanmar que detenga sus "violaciones" contra los musulmanes rohingyas en una protesta celebrada ayer en París, capital de Francia. Cerca de 400.000 musulmanes rohingyas de Myanmar occidental han cruzado a Bangladesh desde el pasado 25 de agosto, huyendo de la ofensiva del Gobierno de Myanmar contra ellos. Las Naciones Unidas han calificado esta ofensiva como "un ejemplo de libro de limpieza étnica". Los manifestantes parisinos sostenían pancartas que decían "Detengan el genocidio Rohingya" y "Detengan las masacres en Myanmar". La crisis estalló a finales de agosto cuando los insurgentes rohingya atacaron unos 30 puestos de Policía y un campamento militar, matando a una docena de personas. -Redacción-