El clan Fujimori achaca la anulación del indulto al «ensañamiento» de los enemigos

MILAGROS L. DE GUEREÑOCORRESPONSAL LA HABANA.

La decisión judicial que anuló el indulto humanitario concedido a Alberto Fujimori el 24 de diciembre por el expresidente Pedro Pablo Kuczynski ha dividido a la opinión pública peruana. Miembros de Fuerza Popular -el partido liderado por la familia Fujimori- criticaron el fallo y abogaron porque no haya «más rencores» ni «odios». Su líder, Keiko Fujimori, hija del exmandatario, a quien una encuesta señala como la política más corrupta, rechazó la decisión del magistrado argumentando que detrás está el «ensañamiento de nuestros enemigos».

Aunque Keiko está enfrentada con su hermano Kenji, ambos coincidieron en anunciar la apelación del fallo para restituir el perdón a su padre, al que visitaron por separado en el hospital donde fue ingresado el miércoles por una «descompensación» tras conocer que debe volver a prisión para completar su condena de veinticinco años como autor mediato de las matanzas de La Cantuta y Barrios Altos y el secuestro agravado del empresario Samuel Dyer y el periodista Gustavo Gorriti.

En el bando antifujimorista, que siempre se pronunció con vehemencia contra la concesión del indulto, ayer la Comisión Interamericana de Derechos Humanos saludó la decisión de la Corte Suprema peruana porque así se otorga «garantía de justicia para víctimas de crímenes de lesa humanidad».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos