Los 'chalecos amarillos' regresan con protestas más numerosas

R. C. PARÍS.

El movimiento de los 'chalecos amarillos' demostró ayer que no ha perdido su fuerza y volvió a sacar a las calles de Francia a decenas de miles de personas, que en algunos lugares como en París acabaron en refriegas con la policía. La cita estaba planteada como un termómetro para medir la capacidad de los 'chalecos amarillos' de mantener su presión sobre Macron, en vísperas de que éste abra su muy publicitado debate nacional para abordar las reformas. Aunque las cifras de participación están lejos de las registradas en las primeras convocatorias, queda claro que existe un núcleo duro que no está dispuesto a abandonar su lucha.

Según Interior, 84.000 personas participaron ayer en convocatorias por toda Francia, frente a las 50.000 reconocidas la semana pasada. Y lo que es peor para Macron: el apoyo popular al movimiento sigue siendo muy amplio, por encima del 60% según las encuestas.

 

Fotos

Vídeos