Caen en Alemania dos torturadores sirios reconocidos por sus víctimas

Varias mujeres caminan en Siria ante la mirada de las fuerzas militares. /Fadel Senna
Varias mujeres caminan en Siria ante la mirada de las fuerzas militares. / Fadel Senna

El arresto de los antiguos miembros de la Dirección de Seguridad de El-Asad, que habían logrado asilo político, es el primero de este tipo en un país occidental

JUAN CARLOS BARRENABerlín (Alemania)

Dos torturadores del régimen del dictador sirio Bashar el-Asad fueron detenidos el martes en Alemania, donde habían obtenido asilo político, después de ser reconocidos por otros refugiados y víctimas de sus crímenes, informó este miércoles la Fiscalía Federal. Los arrestos, los primeros de esas características en un país occidental, forman parte de las investigaciones abiertas por la Fiscalía Federal y la Oficina Federal de Investigación Criminal (BKA) para perseguir crímenes contra la Humanidad cometidos desde el comienzo del conflicto sirio, en 2011. Ambos hombres, de 56 y 42 años, fueron miembros de la Dirección de Seguridad siria, los servicios de Inteligencia responsables de la represión sistemática de la oposición al régimen.

El mayor de ellos dirigía un departamento de investigación, caza y captura de opositores en un edificio dotado de celdas y salas para interrogatorios y el segundo una unidad ejecutora, dedicada a la detención y torturas sistemáticas en la central de los servicios secretos en Damasco de los sospechosos de actuar contra el régimen de El-Asad, sobre todo manifestantes pero también presuntos desertores.

Las detenciones se produjeron en Berlín y en la localidad palatina de Zweibrücken, en el oeste de Alemania. La Policía subrayó que un presunto tercer torturador fue arrestado al mismo tiempo en Francia. Anwar R., de 56 años, es acusado formalmente en Alemania de colaborar en cuatro casos concretos de torturas, mientras Eyad A., de 42 años, será procesado por colaborar en 2.000 casos de torturas y dos asesinatos.

La Fiscalía Federal considera que ambos detenidos participaron en los crímenes de los que se les acusa por haberlos organizado o crear las condiciones para que fueran cometidos por ordenar las detenciones de los opositores. Fuentes de la más alta acusación pública alemana subrayaron que determinantes para las detenciones fueron las declaraciones de testigos presenciales y víctimas directas de los crímenes, ciudadanos sirios que se encuentran actualmente refugiados en Alemania.

Anwar R. y Eyad A. cometieron los delitos que se les imputan entre 2011 y 2012, al comienzo de la revolución siria, durante la llamada 'primavera árabe'. Ambos escaparon poco después de su país y solicitaron asilo político en Alemania. El mayor de los dos nunca ocultó sus antecedentes y pensaba que su simple huida bastaba para distanciarse del régimen y de su pasado.

El archivo de 'César'

Poco después del comienzo de la guerra civil en Siria, la Fiscalía Federal alemana abrió un llamado sumario estructural para recabar pruebas de crímenes de guerra y contra la Humanidad en aquel país árabe. El pasado junio los fiscales germanos dictaron una orden internacional de busca y captura contra Jamil Hassan, jefe de los servicicios secretos de la fuerza aérea siria como responsable de cientos de asesinatos y torturas. Se basaron para ello en el archivo fotográfico aportado por un antiguo colaborador de la Policía militar siria, conocido bajo el pseudónimo de 'César' y que escapó en 2013 de Siria con miles de pruebas gráficas de los crímenes del régimen de El-Asad. Sus fotos son estudiadas también por las fiscalías de otros países y han ocupado a Naciones Unidas y el Congreso estadounidense.

La Fiscalía Federal alemana y la BKA tienen abiertos sumarios contra más de dos docenas de miembros del régimen de Bashar el-Asad por crímenes contra la Humanidad, aunque todos se presumen en Siria. Berlín colabora además estrechamente con las autoridades franceses. Las altas fiscalías de ambos países han formado un equipo investigador conjunto.