Un boxeador para negociar con Bruselas

Dominic Raab sale del número 10 de Downing Street. :: reuters
/
Dominic Raab sale del número 10 de Downing Street. :: reuters

El sustituto de Davis es hijo de un refugiado judío checo y tiene una sólida formación en política internacional Dominic Raab Ministro para la salida de la UE

R. C.

El nuevo ministro británico para el 'brexit', Dominic Raab (Buckinghamshire, 1974), llamó la atención del saliente David Davis ya en 2006, cuando lo llamó para tenerlo en su equipo de la bancada 'tory', entonces en la oposición parlamentaria. Davis dijo que contrató a Raab en parte «por su disciplina de atleta». Y es que el hombre que a partir de hoy tendrá que discutir en nombre del Gobierno británico la salida de Reino Unido de la UE es cinturón negro de karate y boxeador aficionado, disciplina que practica con regularidad en el club The Foley ABC.

«Dominic es muy leal» le alabó Davis en 2014, según 'The Sunday Times'. «Es muy duro y sensato, no se deja intimidar, es claro de pensamiento». Además, es rabiosamente euroescéptico y tiene una sólida experiencia política labrada en las secretarías de Estado de Justicia y, desde el pasado mes de enero, en Vivienda, Comunidades y Gobierno local.

El nuevo ministro para el 'brexit' es hijo de un judío checo que llegó a Gran Bretaña con seis años, en 1938, como refugiado . Raab se educó en una escuela pública para alumnos aventajados en su condado natal, y después estudió Derecho en Oxford y obtuvo un máster en Cambridge. Su primera experiencia laboral fue como abogado internacional de la firma Linklater de Londres.

Pero pronto abandonó la empresa privada para entrar, en el año 2000, en el Ministerio de Relaciones Exteriores como asesor. En 2003 fue destinado a La Haya para dirigir un equipo del Foreign Office encargado de llevar a criminales de guerra ante la justicia. Entre ellos, el serbio Slobodan Milosevic o el liberiano Charles Taylor. Al regresar a Londres su trabajo como asesor le llevó a especializarse en el conflicto árabe-israelí, pero también tuvo que tocar conflictos relacionados con la legislación europea y Gibraltar.

Ha compaginado su labor política con la publicación de libros sobre temas como las libertades individuales y la meritocracia. Partidario de un 'brexit' duro, esto es, de la ruptura total con la UE, sin fases intermedias o acuerdos parciales, ha reconocido recientemente en un programa de la BBC que la negociación es un proceso «pedregoso», pero que lo que importa es «llegar ahí», lo que requerirá «flexibilidad y pragmatismo».

Raab está casado con Erika Rey, una ejecutiva de marketing brasileña, y tienen dos hijos, Peter y Joshua.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos