El Boeing de Lion Air se estrelló en silencio y casi en horizontal, según los testigos

ZIGOR ALDAMA

shanghái. Dos pescadores indonesios que faenaban en aguas del norte de Java vieron cómo se estrelló el avión de Lion Air que el lunes operaba el vuelo JT610. Según su relato a Reuters, el Boeing 737 MAX 8 impactó contra el agua en completo silencio y casi en horizontal. El morro sólo estaba levemente inclinado hacia delante, como si los pilotos tratasen de llevar a cabo un aterrizaje controlado. Hasta que el aparato no chocó contra el mar no se produjo explosión alguna. Pero entonces el avión se hundió rápidamente, dejando una columna de humo tras de sí.

Eso explicaría que aún no se haya encontrado el fuselaje, que pudo hundirse casi intacto. No obstante, los cadáveres de la decena de víctimas encontradas -viajaban 189- están en muy mal estado, algo más propio de un choque brutal o incluso una explosión previa al impacto. Esta compleja coyuntura provoca aún más preguntas en una investigación que todavía sólo puede especular por la falta de las cajas negras.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos