Bannon, pastor de la ultraderecha europea

Steve Bannon (izda.), con el líder de la Liga Matteo Salvini, en un reciente encuentro.
/@MODRIKAMEN
Steve Bannon (izda.), con el líder de la Liga Matteo Salvini, en un reciente encuentro. / @MODRIKAMEN

La estrategia, que ha recibido el apoyo del ala más conservadora de la Iglesia, incluye un centro en Italia para formar a futuros dirigentes El antiguo asesor de Trump impulsa un movimiento populista que busca controlar la Eurocámara

DARÍO MENOR ROMA.

Steve Bannon fue una pieza clave en la campaña electoral que llevó a Donald Trump a ganar las elecciones presidenciales estadounidenses hace dos años y ahora se ha puesto a trabajar para lograr que los populistas de derechas controlen el Parlamento Europeo. Su objetivo es reunir a las distintas fuerzas soberanistas del Viejo Continente bajo el banderín de enganche de 'The Movement', el movimiento con el que espera dar un vuelco a la política de Bruselas a partir de los comicios europeos del próximo mes de mayo.

Roma desempeña un papel determinante en la estrategia del antiguo 'brazo derecho' de Trump. No se trata sólo de su admiración por el líder de la Liga y ministro del Interior del Gobierno italiano, Matteo Salvini, al que que ha calificado de «símbolo» y de «líder mundial». Tampoco de su simpatía por Georgia Meloni, máxima dirigente del partido ultraderechista Hermanos de Italia que le ha invitado a participar este fin de semana en la fiesta nacional de su formación en Roma. Se espera que, tras escucharle, Meloni confirme su adhesión a 'The Movement', algo que ya hizo Salvini a principios de mes.

Bannon combina estos movimientos con una estrategia a largo plazo en la que pretende servirse del otro gran poder que hay en la Ciudad Eterna: la Iglesia. Católico practicante, el antiguo asesor de Trump se ha embarcado en un proyecto ambicioso: criar a una clase dirigente que propague sus ideales populistas, nacionalistas, ultracatólicos y antimusulmanes. Serían los 'teocon' ('teoconservadores') europeos. Los seminarios de formación se impartirán a partir del año que viene en la Academia del Occidente Judeo-Cristiano, el nuevo centro creado por el Instituto Dignitatis Humanae, que ha conseguido recientemente que el Estado italiano le ceda la magnífica Certosa di Trisulti, un antiguo monasterio situado a unos 100 kilómetros al sureste de Roma.

LA CLAVE Criar una clase dirigente que propague sus ideales nacionalistas y ultracatólicos

¿Un frente anti Francisco?

Este laboratorio de ideas conservador y que defiende el análisis sociopolítico según la doctrina católica tiene como presidente de su consejo asesor al cardenal estadounidense Raymond L. Burke, el purpurado que con más virulencia ha atacado al papa Francisco, llegando incluso a acusarle de cometer herejías. Burke fue uno de los cuatro cardenales que firmaron los 'dubia', el documento que planteaba dudas sobre las implicaciones doctrinales de uno de los principales textos magisteriales de Jorge Mario Bergoglio. La coincidencia de Bannon y de Burke en la Academia del Occidente Judeo-Cristiano hizo saltar las alarmas en algunos medios italianos, que se apresuraron a asegurar que el estratega estadounidense se disponía a preparar un frente 'anti Francisco'.

«No será la Academia contra el Papa», respondió en 'La Repubblica' Benjamín Harnwell, fundador y presidente del Instituto Dignitatis Humanae, que reconoció no obstante que entre los promotores de esta iniciativa no faltan quienes mantienen «posiciones críticas» hacia el pontificado. Harnwell aclaró que Bannon aportará sobre todo una «contribución conceptual» e indicó que las clases estarán abiertas a todos los jóvenes que sientan que la civilización occidental «está siendo atacada».

El propio Bannon trató de distanciarse de los enemigos internos del Papa, en particular del antiguo nuncio apostólico (embajador) en Estados Unidos, Carlo Maria Viganò, que el pasado 26 de agosto publicó una carta en la que exigía la renuncia al pontificado de Francisco al acusarle de encubrir a un cardenal pederasta. «No debe dimitir. Él es el vicario de Cristo sobre la Tierra, pero la gente debe entender las consecuencias del daño infligido a la Iglesia católica», comentó Bannon en una entrevista con la agencia NewsMediaset haciendo referencia al escándalo de la pederastia eclesial.

Propuso un tribunal independiente para juzgar estos casos y consideró que la Iglesia se encuentra frente a una «crisis existencial» que debe ser afrontada «ahora». Por eso consideró que llega «demasiado tarde» la cumbre convocada por Francisco el próximo mes de febrero con los presidentes de las Conferencias Episcopales de todo el mundo para hablar sobre cómo evitar los abusos sexuales a menores cometidos por sacerdotes y religiosos. Es un evento inédito en la Iglesia.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos